El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como una “confrontación política”, “grilla” y “politiquería” la investigación de Mexicanos contra la Corrupción sobre el delegado federal en Jalisco, Carlos Lomelí, en relación con la venta de medicamentos a gobiernos por parte de farmacias supuestamente vinculadas a éste.

López Obrador argumentó que todo lo que le llega de denuncia se investiga en la Fiscalía General de la República. Añadió que el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, tiene la instrucción de investigar toda denuncia.

Mexicanos contra la Corrupción señaló que al menos una empresa farmacéutica denunciada por vender medicamentos falsos y con sobreprecios, propiedad de allegados a Lomelí, delegado de Morena en Jalisco, ha recibido contratos para venta de medicinas a gobiernos por al menos 164 millones de pesos.

En una investigación titulada El Emporio Farmacéutico a la Sombra del Superdelegado Lomelí, se señala que “quienes han fungido como socios y apoderados de las mismas han participado también, incluso simultáneamente, en las farmacéuticas que Lomelí reconoce como suyas”.

La investigación, elaborada por Valeria Durán y Laura Sánchez, señaló también que varias de las empresas se ubican en predios propiedad de Lomelí.

Entre los datos que destaca la investigación, se indica que Carlos Lomelí es dueño de nueve empresas dedicadas a la venta de medicamentos, las cuales comparten socios, apoderados legales y representantes. De esas compañías, sólo cuatro son reconocidas oficialmente como propiedad de Lomelí Bolaños en su declaración 3de3.

Sin embargo, “las cinco empresas no reconocidas por el superdelegado han tenido en su directorio a 11 de sus familiares y colaboradores más cercanos” y éstas han ganado más de 2,000 millones de pesos en contratos por la venta de medicamentos a diversos gobiernos.

A través de la cuenta de Twitter @DrCarlosLomeli, se escribió: “Rechazo los señalamientos que, sin fundamento, difunden en contra de mi persona”.