México se posicionó en el lugar número 140 entre 163 naciones en el Índice de Paz Global del 2019 colocando a la nación, al igual que en el estudio del 2017 y 2018, como la peor evaluada entre los países analizados de América Central y el Caribe.

El país se posicionó para el ranking de este año, creado por el Instituto para la Economía y la Paz,  a nivel global, por debajo de países como Irán, Camerún, Chad, Egipto y Brundi y por arriba de naciones como la India, Palestina, Colombia, Venezuela, Mali e Israel, con un puntaje de 2.6 en una escala de uno a cinco, en donde mientras más cercano sea el puntaje a uno significan mayores niveles de paz para un país. 

Para México, el estudio cita las altas e históricas tasas de homicidios que se registraron el año pasado como un factor para su puntuación.

“México, la principal economía de la región, registró su tasa más alta de homicidios en 21 años en 2018”, se precisó en el documento. 

Asimismo, el Índice de Paz coloca como un factor central la migración de ciudadanos provenientes de Centroamérica que “huyen de la violencia” y que se han congregado en la frontera entre México y Guatemala con el objetivo de cruzar México y llegar a Estados Unidos.

“Los disturbios civiles, los delitos violentos y las disputas fronterizas caracterizaron el último año en la región”, precisó el estudio en su análisis sobre América Central y el Caribe. 

En este sentido, el estudio refiere que siete países de la región mejoraron sus niveles de paz y cinco empeoraron con respecto al año pasado. 

Más militarización en américa central

El estudio de este 2019, que toma como factores los sucesos del año pasado, indicó que la militarización en la región, especialmente el gasto militar erogado en los países de América Central, incluyendo México, ha aumentado. 

“En promedio, la región se deterioró debido a mayores niveles de militarización y menores niveles de seguridad y protección. El gasto militar (con respecto al porcentaje del Producto Interno Bruto de los países) aumentó, mientras que los fondos de mantenimiento de la paz de la ONU disminuyeron. 

“La tasa de encarcelamiento aumentó en cinco países, en comparación con tres donde disminuyó. La inestabilidad política también se deterioró, especialmente en Nicaragua, Panamá y Honduras, y aunque mejoró en otros cinco países, el tamaño de los deterioros superó las mejoras”, se indicó en el estudio.

En contraparte, el indicador de terrorismo, destacó el informe, mejoró con respecto del estudio del 2018, además de que en países como Costa Rica, Haití y Jamaica mejoraron los indicadores en materia de violencia política lo que generó un “beneficio neto para la región”.

No obstante, se puntualizó, la situación se deterioró en violencia política en países de Honduras, Guatemala y Cuba.  

Resultados globales

A nivel global, el Índice precisó que por primera vez en cinco años el nivel de paz en el mundo en su generalidad mejoró. 

“El puntaje promedio del país mejoró en 0.09%, con 86 países mejorando y 76 registrando deterioros. El GPI (Índice de Paz Global) de 2019 revela un mundo en el que los conflictos y las crisis que surgieron en la última década han comenzado a disminuir, pero han surgido nuevas tensiones dentro y entre las naciones”, precisó. 

Islandia se colocó como el país más pacífico del mundo, posición que ocupa desde el 2008. 

Se destaca también el caso de Bután que “ha registrado la mayor mejora de cualquier país entre los 20 primeros (lugares), con 43 puestos (que ha escalado) en los últimos 12 años".  

“Afganistán es ahora el país menos pacífico del mundo, reemplazando a Siria, que ahora es el segundo menos pacífico. Sudán del Sur, Yemen e Irak comprenden los cinco países menos pacíficos restantes. Este es el primer año desde el inicio del índice que Yemen ha sido clasificado entre los cinco países menos pacíficos”, se acotó.  

El estudio toma en cuenta para la clasificación de los países 23 factores cualitativos y cuantitativos repartidos en rubros como costo de la violencia, militarización, conflictos internos, entre otros.