“Claro que sí”, respondió esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador a los dirigentes de los partidos políticos que aseguran que está metiendo la mano en los procesos electorales locales.

A pregunta específica al respecto durante su habitual conferencia mañanera en Palacio Nacional, el primer mandatario mexicano dijo respaldar las investigaciones de la Fiscalía General de la República a Samuel García y Adrián de la Garza, candidatos por Movimiento Ciudadano y el PRI a gobernadores de Nuevo León en las elecciones del próximo 6 de junio.

“Pero cómo no. Claro que sí. Aquí lo di a conocer; si es del dominio público. No podemos ser cómplices del fraude”, dijo AMLO en referencia a la denuncia pública que hizo la semana pasada sobre el ofrecimiento de apoyo monetario a las mujeres, que hace en campaña el candidato priísta si resulta ganador de la elección de Nuevo León.

“Yo apoyo esa decisión de la Fiscalía. Aquí lo denuncié (el caso de la tarjeta de apoyo monetario) porque es un delito electoral. Que investigue la Fiscalía y aplique la ley. Es delito grave el fraude electoral. Si no para qué se creó la Fiscalía Electoral, para qué se reformó la Constitución si va a seguir lo mismo. No. Aunque se enojen los conservadores hipócritas. Tiene que haber democracia... porque con democracia nadie se va a sentir absoluto...”, dijo desde Palacio Nacional.

Esos son los cambios que se requieren, aseguró, para que el país salga adelante. “Vamos bien”, completó López Obrador.

rolando.ramos@eleconomista.mx