Desde el punto de vista agronómico y si analizamos el primero de los tres grandes factores de la producción (tierra, trabajo y capital), la productividad agrícola puede se define como “la capacidad de la naturaleza para producir bienes por cada unidad de superficie de tierra cultivada”. Mientras mayor producción por hectárea (rendimiento) tenga un cultivo, será más productivo

La caña de azúcar, saccharum officinarum, originaria de Nueva Guinea, se ubica en el primer lugar mundial, tanto por su productividad como por su volumen producido. Con sus casi 70 toneladas por hectárea, la caña de azúcar es la reina de la productividad agrícola en el planeta. Su parte aprovechable está formada por el tallo, rico en sacarosa y fibra, no solamente por los frutos como la mayoría de los cultivos agrícolas.

La caña es materia prima competitiva para elaborar azúcar, forrajes, alcohol, bagazo, energía térmica, energía eléctrica, melaza, fertilizantes, fibras, papel, entre otros y constituye el primer eslabón de la industria sucroquímica.

Brasil ocupa el primer lugar mundial por rendimiento y volumen. además, cuenta con infraestructura moderna y flexible para la producción y consumo de biocombustibles. México se encuentra en una posición destacada y sus condiciones geográficas ofrecen buenas oportunidades de crecimiento y de desarrollo tecnológico.

Veracruz se ubica en el primer lugar nacional de producción de caña de azúcar y presenta potencial para el incremento de su productividad.

En la segunda parte de este artículo abordaré el tema de la rentabilidad de la caña de azúcar.

*Horacio G. Carrillo Enciso. Especialista de la Subdirección de Desarrollo de Productos y Servicios de FIRA. “La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA”. Cualquier comentario será bienvenido al correo electrónico

hgcarrillo@fira.gob.mx