Paradojas de la modernización en la justicia laboral: para mitigar la acumulación de demandas en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y hacerse de un Centro de Tecnologías de la Información, la Secretaría del Trabajo erogó 236 millones de pesos.

La digitalización de los expedientes, en la mayoría de las 67 juntas especiales, empeora el rezago, ante la falta de personal. Y en algunos casos, incluso provocó accidentes, como el que sufrió Miguel Rutilo Zambrano Pérez, presidente de la junta 23, el 16 de octubre del 2013, en Hermosillo.

Un mes antes, el representante de la STPS en Sonora, Wenceslao Cota, le había pedido que asumiera el resguardo de 180 cajas de archivo. Sin presupuesto para una bodega, el funcionario conciliador decidió preservarlas en sus oficinas y, el día que iba a entregarlas a su sustituta, literalmente lo sepultaron, provocándole una lesión lumbar que lo dejó incapacitado.

Por necesidades del servicio , Zambrano Pérez se había mudado a Hermosillo de acuerdo con el oficio 734/2013, firmado por el presidente de la JFCA, Diódoro Siller Argüello. Lo que parecería una promoción en realidad era un escarmiento, después de que rechazara una oferta de jubilación anticipada . Forzado a dejar la presidencia de la junta especial 3 Bis, apenas pasó tres meses en la capital sonorense, cuando Siller Argüello nuevamente lo transfirió a Cananea. Y cuando se aprestaba a cumplir esa orden, ocurrió el accidente que lo tuvo en el hospital hasta finales del año pasado. No obstante de que los médicos del ISSSTE concedieron su incapacidad, fue cesado por abandono de trabajo.

Zambrano Pérez tramitó un amparo ante el quinto tribunal de distrito, que le fue negado, y presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que luego de 10 meses fue desechada.

Por esa misma ruta decidió querellarse Adriana Llaca Sánchez, quien ocupaba el cargo de secretaria general de Conciliación y Asuntos Individuales, pero suspendida tras de sendos procedimientos disciplinarios . Egresada de la Universidad Anáhuac, con mención honorífica, estaba a punto de cumplir 25 años dentro del servicio público de conciliación. Pero desde junio del 2012 ha sido víctima de abuso de autoridad, malos tratos, hostigamiento, acoso laboral y discriminación, según consta en la queja 134129/2014. En ese lapso -y también por necesidades de servicio - fungió como presidenta de las juntas especiales de Morelos, Michoacán, Hidalgo y Guanajuato, para después regresar a las oficinas centrales, en las que apenas pasó cinco meses.

Llaca Sánchez, de acuerdo con el expediente QU/704/2014, fue acusada de ser soberbia y prepotente por trabajadores sindicalizados. Y el pasado 28 de noviembre fue desalojada de su oficina, casi al mismo tiempo que los secretarios auxiliares Federico Acevedo Flores y Ricardo Quevedo Astudillo, quienes además del coordinador general administrativo de la JFCA, Carlos Mauricio Salazar Douglas, están bajo investigación . Pero en un inusual ejercicio del derecho de réplica, Salazar Douglas, desmintió públicamente la versión oficial. Fue por decisión personal y ante las diferencias con Diódoro Siller Argüello -por la arbitrariedad, irresponsabilidad y falta de probidad con la que se conduce- que presenté mi renuncia, que se hará efectiva a partir del 31 de diciembre .

Estos casos tienen un común denominador: la intervención de Pedro Urbano Sánchez, titular de la Unidad de Quejas, Denuncias y Responsabilidades, señalado como el encargado de la operación limpieza contra quienes incumplieron órdenes de resolver asuntos para lucro de Siller Argüello. Entre ellos figuran ocho presidentes de juntas especiales: Lucía Barrera Gil, Celia Calderón Esparza, María Patricia de Ibarrondo Miranda, Juan José Marques Valerio, Alicia Sahagún Linares, Alejandro Zirahuén-González y Vera, y Catalina Zavala Olivares.

La lista de desobedientes es completada por los cuatro altos mandos de la sección de asuntos individuales, quienes además de solicitar amparo en la justicia federal, recurrieron a la CNDH aunque esa instancia desechara la queja de Miguel Rutilo Zambrano Pérez. Confiamos en que el nuevo ombudsman, Luis Raúl González Pérez, también tenga detener los abusos de autoridad entre sus prioridades , sostuvieron.

EFECTOS SECUNDARIOS

RETORNOS. De los 244 candidatos a la Cámara de Diputados que conjuntamente postularán el PRI y el Partido Verde, 127 serán electos en asambleas de delegados y los 117, por las directivas partidistas. Publicada la convocatoria, procede un cúmulo de licencias y renuncias, por parte de funcionarios peñistas en las administraciones estatales y federal. Entre ellos, el coordinador de delegados del ISSSTE, Alfredo Villegas Arreola, quien regresará a San Lázaro con el visto bueno del senador Joel Ayala Almeida, quien el pasado viernes 19 festejó su cumpleaños 68 con una comilona a la que acudió su paisano, Manlio Fabio Beltrones.

¿REDENCIÓN? El festejo navideño del PAN DF derivó un espontáneo e incómodo aplausómetro, con un ganador absoluto: Felipe Calderón Hinojosa, quien fue convocado a la mesa de honor por el dirigente local, Mauricio Tabe. El ex presidente acompañó a su esposa, Margarita Zavala, a la cena del pasado jueves 18 y literalmente robó la noche pues la concurrencia le pedía autógrafos y fotografías, mientras que el jefe nacional del PAN, Ricardo Anaya, quedaba relegado... hasta que simpatizantes de Jorge Romero, delegado en Benito Juárez, lo arroparon.