El índice S&P 500 extendió este lunes su caída a una cuarta jornada consecutiva en Wall Street y alcanzó su nivel más bajo desde el 18 de marzo, arrastrado por una serie de débiles datos que respaldan una visión pesimista para la economía estadounidenses.

Los sectores más estrechamente asociados con el destino de la economía recibieron el mayor golpe. Las acciones de Bank of America Corp cayeron 4%, a 10.83 dólares, su cierre más bajo desde mayo del 2009.

Mientras las acciones continúan cayendo el respaldo a posiciones compradoras ha ido desapareciendo, lo que hizo que el S&P perforase una serie de niveles de soporte técnico.

Las acciones del sector energético estaban también entre los sectores más afectadas. El índice PHLX del sector de servicios petroleros perdió 3.2%, y las acciones de Chevron Crop cayeron 1.3%, a 9.86 dólares, convirtiéndose en el mayor lastre del Dow.

El petróleo cayó en una jornada volátil ante crecientes expectativas de que la OPEC ampliará metas de producción esta semana, aunque persisten los temores a que los altos precios frenen la demanda de crudo.

Las acciones estadounidenses han sufrido traspiés durante las últimas cinco semanas por una serie de reportes desalentadores, que culminó con datos de empleo de Estados Unidos del viernes que mostraron 54,000 puestos nuevos durante mayo y que la tasa de desempleo creció a 9.1 por ciento.

A más de un mes de la temporada de resultados corporativos del segundo trimestre, el mercado continúo centrándose en el incierto panorama económico.

El promedio industrial Dow Jones perdió 61.15 puntos, o 0.50%, a 12,090.11 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 cedió 13.99 puntos, o 1.08%, a 1,286.17 unidades.

El índice Nasdaq Composite bajó 30.22 puntos, o 1.11%, a 2,702.56 unidades.

Las acciones de Apple Inc cayeron 1.6%, a 338.04 dólares después que el presidente ejecutivo de la compañía, Steve Jobs, presentó un servicio online de música que la compañía espera potencie su siguiente etapa de crecimiento.

En tanto, un fondo que cotiza en bolsa y sigue a las acciones peruanas sufrió una dura caída tras la victoria del izquierdista Ollanta Humala en el balotaje presidencial, mientras que las acciones de la compañía minera Compañia de Minas Buenaventura cayeron 14.96 por ciento.

El volumen fue exiguo, comercializándose cerca de 6,800 millones de acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York, en el AMEX y en el Nasdaq, por debajo del promedio diario de 7,610 millones de acciones.