El Nasdaq cerró con pocos cambios el miércoles gracias al impulso de las alzas de Microsoft y de Alphabet, que presentaron sólidos resultados, pero la caída de los precios del petróleo y la baja de los rendimientos pesaron sobre los sectores cíclicos y arrastraron al S&P 500.

Microsoft Corp subió a un máximo histórico tras anticipar un buen final de año, impulsado en parte por su floreciente negocio en la nube. Alphabet Inc. se disparó tras presentar una ganancia trimestral récord gracias a un aumento de las ventas de publicidad.

Las alzas de estas dos acciones supusieron casi 100 puntos de subida para el Nasdaq. Microsoft fue además el mayor impulso para el Dow Jones y el S&P 500.

El retroceso de los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos de largo plazo y el aplanamiento de la curva de retornos también contribuyeron a apoyar a los valores de crecimiento, como los de consumo suntuario y los servicios de comunicaciones, los únicos sectores que cerraron con alzas.

El rendimiento del bono de Estados Unidos a 10 años bajó por cuarto día consecutivo, cayendo más de 6 puntos básicos, su mayor descenso en un día desde el 13 de agosto.

"Las acciones de crecimiento recibirán un impulso no sólo por las ganancias, sino porque las tasas de interés son más bajas", dijo Megan Horneman, directora de estrategia de cartera de Verdence Capital Advisors.

"Los tipos de interés son temporalmente más bajos porque hay cierta incertidumbre desde el punto de vista de los impuestos y lo que eso podría causar. Sabemos que la Reserva Federal va a reducir las compras de bonos, pero ahora se habla mucho de cómo será el futuro de la Reserva Federal".

El S&P 500 perdió 23.11 puntos, o un 0.51%, a 4,551.68 unidades, mientras que el Nasdaq se mantuvo estable con una ligera alza de 0.12 puntos, o un 0.00%, a 15,235.84. El Promedio Industrial Dow Jones cayó 266.19 puntos, o un 0.74%, a 35,490.69 unidades.

El aplanamiento de la curva además debilitó a los valores financieros, mientras que la caída de los precios del crudo tras los datos sobre las existencias en Estados Unidos arrastró a las acciones del sector energético. 

kg