Transtelco Holding, proveedor de soluciones de infraestructura digital con sede en Texas, lanzó una oferta pública para comprar las acciones de Maxcom Telecomunicaciones listadas en Bolsa, en una operación valuada en más de 608 millones de pesos.

Mediante la operación pretende adquirir cerca de 276.5 millones de acciones a 2.20 pesos cada una, muestra el aviso publicado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Antes del anuncio, cada acción de Maxcom cotizaba en 1.89 pesos y con el aumento de 10.05% del viernes, después del anuncio llegaron a 2.08 pesos.

Una fuente cercana a las operaciones comentó que los inversionistas que adquirieron la empresa, pagaron 49 pesos por cada acción, por lo que esa compra fue un fracaso.

“Maxcom fue una pésima aventura, esperamos ya darle la vuelta y que la oferta pública de adquisición sea un éxito”, comentó un directivo cercano a las negociaciones.

Recordó que no hay un grupo de control y que los inversionistas, si conviene a sus intereses, podrán aceptar la oferta de compra y se busca que la operación sea por el 100% de las acciones.

La fuente comentó que con este proceso, la compañía tendrá una mejor posición financiera y además un dueño, Transtelco, que es un excelente operador.

Maxcom ofrece una red de fibra óptica con tres salidas a Estados Unidos, llamadas de larga distancia, telecomunicaciones, principalmente a personas morales. Llegó a tener 2,800 empleados y ahora opera con menos de 300.

El periodo de adquisición comprende 20 días, el cual inició este viernes 24 de septiembre y finalizará el jueves 21 de octubre.

Actualmente, Transtelco Holding es dueño de 10% de Maxcom y desde el 2020 tenía planes de comprar el resto de la compañía.

Junto con el lanzamiento de la oferta pública de adquisición (OPA), Transtelco inició otra operación para comprar en efectivo el monto principal en circulación de bonos con vencimiento en 2024 emitidos por Maxcom, por un monto aproximado de 7.6 millones de dólares.

Con estas dos operaciones, Maxcom “espera mejorar su viabilidad financiera, así como la continuidad de sus operaciones y constituirá un paso determinante en la consolidación de su propuesta de valor en el mediano y largo plazo”. 

Bajo presión

La compañía se ha enfrentado a fuertes presiones financieras, mismas que la orillaron en el 2019 a solicitar protección por bancarrota en Estados Unidos a fin de reestructurar su deuda, la cual concluyó unos meses después. 

Actualmente, sigue buscando alternativas para aliviar su crisis financiera.

De hecho, la liquidez de Maxcom también “se ha visto afectada negativamente por la pandemia, así como por el acceso restringido a fuentes de capital como resultado de una disputa con las autoridades fiscales mexicanas”.

En mayo pasado Maxcom anunció que no pagaría los intereses semestrales del 8% de sus Senior Secured Notes con vencimiento en 2024, en el periodo de gracia de 30 días, ya que prefirió maximizar su flexibilidad financiera de corto plazo.

Hasta junio de este año, su deuda financiera era por 1,199 millones de pesos.

También tiene una demanda del Servicio de Administración Tributaria (SAT) por la falta del pago del Impuestos Sobre la Renta (ISR).

De cumplirse con las condiciones de mercado, Transtelco solicitará la cancelación de las acciones de Maxcom tanto del Registro Nacional de Valores (RNV), como en la Bolsa Mexicana de Valores.

“Si el oferente resultará ser el tenedor de acciones que representen cuando menos el 95% del capital social de Maxcom, podría solicitar la cancelación de la inscripción de las acciones de la misma en el RNV, así como su eliminación del listado de valores autorizados para cotizar en la BMV”, se lee en el aviso de la oferta.

Transtelco Holding es un proveedor de servicios de telecomunicaciones entre Estados Unidos y América Latina, que proporciona servicios de voz y datos a empresas, con una red que abarca 22,000 kilómetros entre México y Estados Unidos. 

Maxcom inició sus operaciones comerciales en mayo de 1999 y actualmente ofrece servicios de telefonía local, larga distancia, transmisión de datos alámbricos, inalámbricos, celulares y servicios de valor agregado en el área metropolitana de la ciudad de México, Monterrey, Puebla, Querétaro, León, Guadalajara, San Luis Potosí, Tehuacán y Toluca, así como en otras ciudades de México.

termometro.economico@eleconomista.mx