La empresa mexicana telecomunicaciones, Maxcom solicitó la mañana de este lunes la protección por bancarrota de la legislación estadounidense, en un intento por restaurar su deuda.

La compañía y su filial Maxcom USA solicitaron protección de los acreedores bajo el capítulo 11 del Código de Quiebras de Estados Unidos, por entre 100 y 500 millones de dólares en activos y pasivos.

Maxcom proporciona servicios de voz y datos a clientes residenciales, así como a pequeñas y medianas empresas en mercados que consideraba estaban desatendidos por Telmex, una unidad de América Móvil, del multimillonario Carlos Slim.

La firma dijo que la bancarrota anticipa un intercambio de deuda bajo el cual los tenedores de pagarés senior, que vencen en 2020, recibirán nuevos pagarés y efectivo.

Los tenedores de las dos terceras partes de las notas adicionales han acordado el canje, y los reclamos generales no garantizados y de capital no se verán afectados, informó Maxcom. 

erp