Playboy Enterprises Inc volverá al mercado bursátil mediante una fusión con una Empresa de Adquisición con Propósito Especial (SPAC) o también denominadas "cheque en blanco" en un acuerdo que valora a la famosa revista del conejito en 381 millones de dólares, según un comunicado dado a conocer este jueves.

La fusión con Mountain Crest Acquisition Corp se produce nueve años después de que Playboy se volviera privada en un acuerdo de 207 millones de dólares liderado por su difunto fundador Hugh Hefner y la firma de capital privado Rizvi Traverse Management.

Como parte del acuerdo, Mountain Crest venderá 50 millones de dólares de sus acciones ordinarias a inversores institucionales. Las acciones de Mountain Crest cotizaban estables tras subir alrededor de un 2% más temprano.

El mes pasado, Reuters informó los planes de Playboy para volver a ser una compañía pública.

Luego que se cierre el acuerdo, que se espera para el primer trimestre de 2021, la compañía combinada será dirigida por el presidente ejecutivo de Playboy, Ben Kohn, y cotizará en Nasdaq con el símbolo "PLBY".

Una empresa de cheque en blanco utiliza el capital recaudado a través de una oferta pública inicial para comprar una empresa privada, generalmente dentro del período de dos años. No se notifica a los inversores por adelantado lo que comprará el SPAC.

Mountain Crest recaudó 50 millones de dólares en una oferta pública inicial a principios de este año. Los SPAC se han convertido en una ruta cada vez más popular hacia los mercados públicos en comparación con una OPI tradicional.

Las "SPAC" son empresas creadas por firmas de inversiones cuyo objetivo es fusionarse en pocos meses con una o varias firmas cuidadosamente elegidas, que podrán cotizar en bolsa sin pasar por el proceso tradicional. Un camino más directo a la bolsa.

Este mecanismo fue utilizado por la firma de turismo espacial Virgin Galactic en 2019 y más recientemente por el fabricante de camiones eléctricos Nikola.

Desde que se hizo privada, las ventas impresas de Playboy han caído aún más. La pandemia de Covid-19 agravó sus desafíos, lo que llevó a Playboy a dejar de imprimir su revista insignia a inicios de este año, poniendo fin a una publicación que permaneció en quiscos por casi siete décadas y que en su debut contó con Marilyn Monroe.

La compañía se ha expandido más allá de su negocio de medios para transformarse en una marca de estilo de vida y busca expandirse hacia el bienestar sexual.

La cultura del "placer" 

La revista erótica, reconocida en el mundo enero por su logotipo -un conejo con corbatín- afirma tener "un alcance mundial" en un mercado de más de 3,000 millones de dólares, y vender sus servicios y productos en 180 países.

Nuestra misión es crear una cultura donde todo el mundo puede buscar el placer", afirmó el presidente de Playboy, Ben Kohn.

Regularmente criticado durante siete décadas por tratar a la mujer como un objeto, la revista existe desde 1953. Fue la primera revista masiva en la que aparecieron mujeres con sus senos descubiertos.

Playboy rompió tabúes desde su primera edición, con la legendaria actriz Marilyn Monroe en su portada.

Actualmente, además de su plataforma digital que ofrece videos, fotos y juegos, la marca distribuye ropa y accesorios. En China, su línea para hombres se vente en 2,500 tiendas y 1,000 distribuidores on line, se congratuló su presidente.