Mercados

Lectura 4:00 min

Petróleo, en máximos de siete años

Avatar de Ariel Méndez

Por Ariel Méndez

En el 2021 el que más gana es el WTI que sube  62.68%, el Brent 59.38% y el crudo mexicano avanza 59.08 por ciento.

Los precios internacionales del crudo cotizan en un nivel máximo alcanzado hace siete años, favorecidos por la estrategia de producción de la OPEP y sus aliados, así como la expectativa de estabilidad en los inventarios de reservas.

En el año, la mayor ganancia es del West Texas Intermediate (WTI), con un incremento de 62.68%, seguido del Brent del mar del Norte que sube 59.38% y la mezcla mexicana avanza 59.08 por ciento.

Este martes, en Nueva York, el barril del WTI para entrega en noviembre se acercó a los 80 dólares, un nivel que no supera desde el 3 de noviembre de 2014, aunque al cierre de la jornada terminó en 78.93 dólares, lo que significa un incremento en el día de 1.69% o 1.31 dólares.

El Brent del mar del Norte para entrega en diciembre llegó a los 83.13 dólares por primera vez desde el 10 de octubre de 2018, y cerró en 82.56 dólares por barril, una ganancia de 1.60% o 1.30 dólares respecto a la jornada previa.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación concluyó la sesión en 75.02 dólares por barril, un alza de 2.04% o 1.50 dólares respecto a los 73.52 dólares del lunes.

Con este incremento, los precios del hidrocarburo acumulan un rendimiento de doble digito en septiembre y hasta este primer martes de octubre. En ese periodo el WTI gana 15.23%, mientras que el referencial Brent ha incrementado su valor 13.11% y la mezcla ha ganado 13.63% en septiembre y octubre.

El rally alcista que ha tenido el precio del oro negro es por la estrategia de los 13 miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+), para reestablecer los niveles de oferta de crudo ante el desplome de la demanda que se generó por la crisis sanitaria del Covid-19.

La OPEP+ acordó el lunes adherirse a su pacto de julio para subir la producción en 400,000 barriles por día cada mes hasta al menos abril de 2022, eliminando gradualmente 5.8 millones de barriles por día de los recortes de producción existentes.

La decisión del lunes concuerda con la política de alianza decidida en julio, pero va en contra de las expectativas que tenían los mercados, y le dio un poco de impulso adicional al barril, ya sostenido por una oferta mundial de crudo insuficiente a corto plazo.

"El mercado se está dando cuenta de que vamos a estar desabastecidos durante los próximos dos meses y la OPEP parece estar contenta con eso", dijo Phil Flynn, analista en Price Futures Group.

El aumento de los precios del gas natural, que puede incentivar a algunos generadores de energía a cambiarse al petróleo, significa que los precios del crudo probablemente se mantengan, aunque podría haber un retroceso a corto plazo, dijo Gary Cunningham, director de Investigación de Mercado en Tradition Energy.

Europa y Asia registraron la semana pasada nuevos récords en el precio del gas natural para la calefacción y la generación de electricidad, ya que las empresas de servicios públicos se apresuran a reponer sus inventarios, más bajos que la media, antes del invierno en el hemisferio norte, mientras que las alternativas, como el carbón, también escasean.

En negociaciones volátiles, los futuros de referencia ganaron hasta 2.3% el viernes antes de retroceder.

A corto plazo, los precios del crudo podrían hacer una pausa el miércoles, según Michael Lynch, de Strategic Energy & Economic Research, si se cumple la expectativa del mercado de que se estabilicen los inventarios de crudo en Estados Unidos.

Jorge Gordillo, director de Análisis Económico en CIBanco, dijo que “a las tensiones políticas en Estados Unidos que amenazan con dejar sin fondos al Tesoro, se suman las preocupaciones de presiones inflacionistas por el incremento en el precio internacional del petróleo”.

Las presiones inflacionarias están generando que cambie la postura de los bancos centrales respecto a las bajas tasas de interés, generando incertidumbre en los mercados.

Efecto en petroleras

En septiembre y octubre, el rally alcista del petróleo ha beneficiado a las petroleras en Bolsa, como a la española Repsol, cuyas acciones suben 20.16 por ciento.

Entre las de mayores ganancias está British Petroleum con 18.08% de aumento en poco más de un mes. Le sigue la holandesa Royal Dutch Shell cuyas acciones suben 7.70% y Total Energies, de Francia, que gana 16.06 por ciento.

Carlos Hernández, analista senior en Masari Casa de Bolsa, dijo que el incremento en los precios del crudo beneficia a las petroleras tanto en términos operativos como en su desempeño en el mercado de valores.

“El beneficio es por la expansión de los ingresos y flujo operativo. Seguiremos viendo tasas de crecimiento anual de doble dígito en ingresos y EBITDA. Las presiones por el apalancamiento financiero también disminuyen. Además, los márgenes de beneficio y operativos también deberían expandirse”. (Con información de agencias)

ariel.mendez@eleconomista.mx

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.