El peso se apreció impulsado por la expectativa de que legisladores republicanos y la Casa Blanca logren conciliar posiciones sobre la compleja situación fiscal de Estados Unidos, aunque fue limitado por una menor liquidez.

Según datos preliminares, la moneda cerró en 12.7525 por dólar a la venta, con una apreciación de 0.15% frente a los 12.7716 pesos del precio referencial del viernes.

"Ha habido flujos de clientes corporativos comprando dólares en un marco de poca liquidez en México, la gente ya está cerrando el año (...), lo espero plano para lo que resta del día, entre 12.70-12.80 máximo. No hay datos y hay falta de liquidez, sobre todo", dijo un operador de un banco extranjero.

Pese al estancamiento de esta jornada, analistas siguen viendo fortaleza en el desempeño de la moneda, destacando su permanencia en el extremo superior de su rango de corto plazo cuyo techo se ubica en 12.95 unidades por dólar.

ros con información de Reuters