EI nvertir en oro y plata durante el presente año, ha dado mayores rendimientos que el Nasdaq, los bonos del Tesoro de EU, el S&P 500, acciones de mercados emergentes, y otros commodities, incluyendo el petróleo.

Los metales preciosos en su mayoría han sido beneficiados por la contingencia sanitaria ante la búsqueda de refugio por parte de los inversionistas en medio de la pandemia por el Covid-19, así, el oro está cerca de sus máximos históricos y gana 23.38% en el año a 1,871.75 dólares por onza, mientras que la plata gana 29.16 por ciento, según Refinitiv.

El brillo de los metales preciosos y sus precios, encantaron las acciones de las empresas del sector minero en la Bolsa Mexicana de Valores.

Peñoles, una de las mayores productoras de plata del mundo, ha tenido un alza de 48.75% en el 2020 en la BMV, mientras que su subsidiaria Fresnillo registra un incremento de 109.67%, en la Bolsa de Londres, el mejor rendimiento entre las empresas del sector en el 2020.

Ayer Peñoles ganó 12.44% y se vendió a 294.44 pesos por papel en la BMV, nivel no visto desde noviembre de 2018, impulsada también por el incremento del precio del oro y luego de que su subsidiaria Fresnillo divulgó sus resultados de producción del segundo trimestre del año.

Los títulos de Industrias Peñoles Fresnillo, con siete minas en operación en México, informó una producción trimestral de plata de 13.6 millones de onzas, un 2.8% más que en los primeros tres meses del año impulsada por una mayor ley de mineral.

Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base comentó que este año los precios de los metales preciosos como el oro y la plata han sido fuertemente presionados al alza ante la creciente incertidumbre económica generada por la pandemia del coronavirus.

“A medida que los temores en torno a la crisis sanitaria aumentan, la demanda por metales preciosos se ha elevado debido a su propiedad como activo refugio”, comentó.

Con un avance moderado, está el paladio que tiene un rendimiento de 9.50%, según Refinitiv.

La excepción en metales preciosos es el platino, cuyo precio ha caído 4.28 por ciento.

Oro y plata, con mejores retornos

El oro y la plata son de los activos con mejor retorno en el año, con ganancias muy superiores a los de otros activos, como acciones y bonos. En el 2020, el MSCI World Index, que mide el desempeño de 23 mercados desarrollados en el mundo tiene un retroceso de 1.54 por ciento.

Una onza del oro se intercambia en 1,871.75dólares por onza, todavía lejos de su máximo cierre histórico registrado el 5 de septiembre de 2011 en 1,898.99 dólares, según Refinitiv.

“Creemos que la combinación de alto riesgo, bajo costo de oportunidad y un momento positivo para el precio impulsan la inversión en el oro”, destacó un reporte para el segundo semestre del año del Consejo Mundial del Oro.

“El oro ha sido impulsado en ambas direcciones en junio, mientras el rally en el mercado accionario típicamente reduce el apetito en activos refugios y propician ventas, los estímulos fiscales sin precedentes de los bancos centrales y gubernamentales dan apoyo a la compra del oro”, expresa el Consejo Mundial del Oro.

Cobre, más moderado

Con ligeros avances está Grupo México, líder en producción del metal industrial cobre, cuyas acciones suben 10.07% en lo que va del año y sus acciones se venden en 57.08 pesos.

El cobre gana este año 5.26%, pues ha sido afectado por el impacto de la crisis sanitaria en China, “China, es el mayor consumidor de metales industriales del mundo, al consumir el 50% de todo lo que se produce, por lo que una recuperación más lenta significaría una menor demanda por metales industriales por más tiempo”, dijo Gabriela Siller.

En tanto, Minera Frisco dedicada a la producción de barras doré con contenidos de oro y plata, tiene un alza de 4.82% y se cotiza en la BMV en apenas 3.27 pesos por título.

La única compañía del ramo con un decremento en el año es Autlán, que registra una caída de 18.51% para venderse en 7.53 pesos por papel y se enfoca a los derivados del manganeso y en menor proporción a metales preciosos.

Alik García, analista de Intercam Banco, comentó que “el mayor reto para el sector, a partir de ahora, será la debilidad generalizada de la demanda de metales. Además, la minería de minerales metálicos y no metálicos jugará un papel relevante, porque al tratarse de una industria que cruza la economía de manera horizontal y representa una actividad primaria, tendrá un papel esencial para el suministro de insumos para el resto de las empresas”.

Incertidumbre.

Sin embargo, Johann Wiebe, principal analista de metales de Refinitiv refiere que el futuro del oro es incierto, dice que los peores efectos del Covid-19 podrían disiparse y el precio del metal bajaría, en contraste, la economía podría deteriorarse y los inversionistas continuarían sus compras del oro.

El experto recordó que una vez que el mercado asimiló las implicaciones del nuevo coronavirus, el precio del oro se hundió en marzo, en línea con los mercados accionarios, ante la búsqueda de liquidez de los inversionistas para compensar sus pérdidas.

[email protected]