La Bolsa de Valores de Tokio cerró este jueves con nueva caída del 2.68%, mientras el mercado de Shanghai repuntó 1.97% tras recuperar la barrera de las 3,000 unidades.

El índice Nikkei cayó brevemente más de 4%, arrastrado por la caída de la Bolsa de Nueva York este miércoles y un nuevo desplome de los precios del petróleo.

NOTICIA: Bolsas de Shanghái y Shenzhen vuelven a hundirse

"Bolsa de Tokio es muy probable que siga siendo volátil durante un cierto tiempo , dijo Yutaka Miura, analista de Mizuho Securities Co.

Agregó que los factores externos seguirán causando movimientos salvajes en el mercado japonés, principalmente por la volatilidad en el mercado de renta variable de Estados Unidos.

Por su parte, Toshikazu Horiuchi, estratega de IwaiCosmo Valores Co., afirmó que la confianza en el mercado mundial sigue siendo frágil.

NOTICIA: Claves para comprender lo que actualmente sucede en los mercados

Al cierre de la jornada bursátil de este jueves, el principal indicador tokiota, el Nikkei de 225 acciones, perdió 474.68 puntos (2.68%), al ubicarse en 17,240.95 unidades, su nivel más bajo desde finales de septiembre.

El segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, retrocedió 35.54 puntos, 2.46%, hasta las 1,406.55 unidades.

En medio de las caídas generalizadas en Wall Street y en la Bolsa de Tokio, el índice Shanghai Composite cerró a contracorriente al subir casi 2 por ciento y recuperar la barrera de los tres mil unidades.

NOTICIA: Bolsas chinas remontan tras cancelación de mecanismo

El Shanghai Composite Index avanzó 58.05 puntos (1.97%) para cerrar en 3,007.65 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component repuntó 366.12 puntos (3.67%) para ubicarse en 10,344.94 unidades, informó la agencia Xinhua.

erp