Como parte de la estrategia para que México cuente con una bolsa agropecuaria, se realizó ayer la primera operación de un futuro sobre soya a través del Mercado Mexicano de Derivados (MexDer), dentro del acuerdo con el Chicago Mercantil Exchange (CME).

El director general de MexDer, Jorge Alegría Formoso, precisó que esta operación estuvo dentro del programa de agricultura por contrato de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Hasta ahora, como parte de la alianza con el CME, se realizaron operaciones de futuros sobre maíz amarillo (que es el grano que se maneja en el mercado líder en productos derivados) por hasta 458 mil toneladas.

Ayer se hizo la primera operación de un futuro de soya a través de MexDer en Chicago, por 7,000 toneladas de ese grano, por un valor aproximado de 4 millones de dólares.

La alianza entre la BMV y CME que se anunció en marzo de 2010, permite a los clientes de la Bolsa Mexicana tener acceso a los contratos de derivados del CME sobre granos, así como tasas de interés, tipo de cambio, índices accionarios, energía, petróleo, entre otros.

La operación se realizó a través del nuevo esquema de agricultura por contrato de la Sagarpa, con el que la dependencia federal busca dar certidumbre al productor y al comprador por medio de apoyos para la cobertura de precios canalizados a través de intermediarios financieros.

Alegría Formoso recordó que este programa de Sagarpa es uno de los primeros pasos para tener en México una bolsa agropecuaria, mientras que el segundo es contar con un futuro sobre maíz listado en MexDer, en toneladas y pesos, más cercano a la realidad de los productores nacionales.

RDS