México se convirtió en el primer país en emitir un bono soberano sostenible, vinculado a los objetivos de desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por 750 millones de euros, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“México se convierte en el primer país en emitir bono soberano sostenible vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) promovidos por la ONU (...) Con esta emisión, la SHCP inaugura el programa de financiamiento sostenible de México y coloca al país a la vanguardia en la innovación de instrumentos de financiamiento sostenible”, señaló la dependencia.

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, explicó que los objetivos de la agenda de la ONU son reconocer las políticas públicas que implementan los países para reducir desigualdad, promover la inclusión financiera y reducir las brechas de género. “Son adquiridos por inversionistas que tienen un alto compromiso con las políticas de desarrollo sostenible. Hay 3,000 fondos de inversión con perfil sostenible con 800,000 millones de dólares en activos”, señaló a través de un video en redes sociales.

El bono se colocó a siete años, con vencimiento en septiembre del 2027, con una tasa de rendimiento al vencimiento de 1.603% y pagando una tasa cupón de 1.350%, lo que lo coloca como el segundo cupón más bajo en la historia de los bonos en euros emitidos por el gobierno.

La SHCP destacó que la emisión está prevista en el programa de financiamiento para el 2020, y se encuentra dentro de los límites de endeudamiento autorizados para el gobierno este año, por lo que no representa deuda adicional.

Alta demanda

Hacienda detalló que la operación alcanzó una demanda máxima de 4,800 millones de euros, equivalente a 6.4 veces el monto colocado, además de contar con la participación de 267 inversionistas a nivel global. Se estima que fue adquirido por 78 inversionistas.

“La transacción inició a las 2:00 de la mañana, cuando empezamos a monitorear el mercado. Realizamos una lectura del mercado europeo junto con los bancos colocadores y decidimos realizar la operación, la cual anunciamos públicamente a las 3:00 de la mañana. Entre las 5:00 y 6:00 se inició la negociación del precio. Un resultado importante es que logramos reducir el costo del cupón. A las 8:00 de la mañana cerramos la transacción”, explicó Gabriel Yorio.

La dependencia destacó que, con esta emisión, no sólo se colocará el país a la vanguardia, sino que podrá ampliar su base de inversionistas, inaugurar la construcción de una curva de rendimientos con bonos sostenibles en moneda extrajera, establecer referencias de tasa de interés para contribuir a un costo bajo de financiamiento y ofrecer mayor transparencia en el gasto presupuestario.

Austeridad gusta

Gabriel Casillas,  presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), indicó que esta colocación logró ser exitosa porque, pese a que el Paquete Económico no presenta incentivos fiscales, sí presenta austeridad, la cual es atractiva para el inversionista.

En este sentido, dijo que otro punto es que México aún cuenta con grado de inversión y opera dentro de los mercados con este grado, además de que los bonos de este tipo son atractivos porque se dedican a atacar problemáticas sociales, en este caso, la desigualdad, inclusión financiera y la brecha de género.

Eduardo Piquero, director de MEXICO2, comentó que está emisión coloca a “México al frente de América Latina en el mercado de emisiones etiquetadas. Después de Chile, emite el segundo bono soberano etiquetado, afirmando su liderazgo regional en términos de financiamiento sostenible”.

El directivo agregó que se espera que “esta emisión marque el camino para una recuperación verde, luego de la pandemia del Covid-19 y sea la antesala de varias emisiones de estados del país, empresas, banca comercial y banca de desarrollo en la misma dirección. Sólo así construiremos un país más resiliente a los efectos económicos y sociales del cambio climático”.

Entre julio y agosto

Mercado de deuda corporativa toma dinamismo en México

El mercado de deuda corporativa de largo plazo retoma su dinamismo en el segundo semestre del año, tras la fuerte caída vista entre marzo y junio, por la incertidumbre causada tras el brote del coronavirus.

“Pese a las circunstancias, las empresas continúan recurriendo a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) como una fuente atractiva de financiamiento, donde se sigue observando un gran apetito de los inversionistas en el mercado de deuda”, explicó el centro bursátil.

Hasta agosto, se han realizado 29 colocaciones de deuda a largo plazo por parte de 17 empresas, que han levantado recursos por 77,487 millones de pesos en conjunto.

En el mismo periodo del 2019, las empresas obtuvieron recursos por 141,970 millones de pesos en total con la venta de bonos de largo plazo en el mercado local, con 103 ofertas.

Sin embargo, la BMV precisó que durante 2020 “se han vivido situaciones extraordinarias en los mercados financieros a causa de la contingencia sanitaria y la pausa en las actividades económicas a escala global, por lo que la base de comparación de 2019 y las condiciones atípicas persistentes hacen poco informativo al comparativo anual”.

Solo entre julio y agosto se realizaron nueve emisiones de grandes empresas y dependencias del gobierno por 16,505 millones de pesos, un monto mayor que en esos mismos dos meses del 2019, cuando la derrama fue por 14,950 millones de pesos.

Algunos emisores de dichos meses fueron Liverpool y Herdez, por 5,000 y 3,500 millones de pesos, respectivamente; así como Genomma Lab, con 1,000 millones de pesos y Corporación Actinver, con 600 millones de pesos. Por su parte, Fovissste acudió al mercado, con una emisión de 6,000 millones de pesos.