Tras una caída inicial por el miedo a las consecuencias del triunfo del "No" en el referéndum en Italia y la renuncia del jefe de gobierno italiano Matteo Renzi, las bolsas europeas y el euro empezaron a recuperarse este lunes.

Los mercados de la región empezaron la jornada en negativo, con caídas del 2% en la bolsa de Milán, pero luego se recuperaron, alentados también por la derrota del candidato de la extrema derecha en las presidenciales de Austria.

"El referéndum en Italia es la principal noticia que dominará los mercados este lunes después de que Renzi dimitiera tras una dura derrota", dijo el analista de GKFX James Hughes.

"La reacción inicial del mercado fue caer, pero la decisión de Renzi de dimitir tan rápidamente tras el resultado clarifica las cosas e hizo subir las acciones y el euro", añadió.

Renzi cumplió su promesa y dimitió tras el rechazo a su propuesta de reforma constitucional que llevó al euro a su nivel más bajo desde marzo de 2015, 1.0506 dólares por un euro, aunque luego se recuperó levemente.

Las bolsas también se recuperaban tras la caída inicial, con subidas en Fráncfort (+1.5%), París (1.1%) y Londres (0.3%).

Su propuesta de cambiar la Constitución de 1948 con una drástica reducción de los poderes del Senado para facilitar la gobernabilidad y acelerar el proceso legislativo no convenció a la mayoría de los italianos.

"Los mercados europeos han sido sorprendentemente resistentes después de que se disipara el miedo inicial a una nueva crisis en la eurozona", según el analista de IG Joshua Mahony.

Los mercados interpretan la derrota de Renzi como un paso más en el movimiento que empezó con la victoria del Brexit en Reino Unido y siguió con la elección de Donald Trump en Estados Unidos, indica el analista de Spreadex Connor Campbell.

"El referéndum fue visto más como un juicio al mandato de Renzi que contra sus reformas", asegura, y advierte también de sus posibles consecuencias para el frágil sector bancario italiano.

El referéndum también hizo subir hasta un 2.057% el interés del bono italiano a diez años, su mayor aumento desde el martes, comparado con el 1.902% del viernes.

Los analistas temen que la inestabilidad política complique los esfuerzos del país para deshacerse de los créditos dudosos en el sector bancario.

"El miedo sobre el futuro de los bancos italianos continuará y los planes de recapitalización están en duda tras la dimisión de Renzi", asegura Mahony.

Algunos inversionistas también creen que este podría no ser el primer paso hacia la salda de Italia de la zona euro.

"Italia ha hecho el primer paso en un camino que podría llevarla fuera de la zona euro", advierte el economista Jack Allen del centro Capital Economics con sede en Londres.

"Todavía hay muchos obstáculos para la salida de Italia. Pero mientras el futuro del país siga siendo incierto, los intereses de los bonos probablemente seguirán subiendo y el gobierno quizás tendrá que recapitalizar a algunos de los bancos más débiles", añade.

El referéndum en Italia también afectó a los mercados asiáticos. El Nikkei 225 de la bolsa de Tokio cerró cayendo un 0.82 y también cayeron los índices de Shanghai (-1.2%), Sídney (-0.8%) y Seúl (-0.4 por ciento).

estrategias@eleconomista.mx