WalMart de México y Centroamérica (Walmex), la mayor cadena minorista del país, reportó el martes una baja de 12.7% interanual en su utilidad neta del cuarto trimestre del 2013, una caída mayor a la esperada, afectada por el débil consumo y gastos no recurrentes por arrendamientos.

Walmex indicó que su ganancia neta fue de 7,304 millones de pesos (558 millones de dólares), una cifra muy por debajo del promedio de 8,280 millones de pesos estimado en un sondeo previo de Reuters.

Los ingresos totales de la minorista, controlada por el gigante estadounidense WalMart Stores Inc, subieron 3.6%, mientras que las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) cayeron 7.5 por ciento.

El 2013 fue un año de grandes retos. Ante la disminución del ingreso y la baja confianza del consumidor, colocamos a la clientela en el centro de nuestras actividades e invertimos fuertemente en precios , dijo Scot Rank, director general de Walmex, citado en un comunicado.

Los analistas esperaban que la agresiva estrategia de precios bajos de Walmex afectará los márgenes de rentabilidad de la compañía.

El margen bruto cayó 60 puntos base, debido a los mayores costos y a sus deslucidas ventas en México.

El resultado neto también se vio afectado por un cargo no recurrente de 464 millones de pesos, por un ajuste en los contratos de arrendamiento de años anteriores, para atender cambios en reglas de contabilidad aplicables en México, explicó la compañía. Las acciones de Walmex cayeron 1.16% en la Bolsa Mexicana de Valores a 30.55 pesos.

Los malos resultados se mantendrán hasta la segunda mitad del año, por lo que el precio de la acción podría seguir castigado. Nos basamos en una proyección de inflación mayor a la esperada, como consecuencia de la implementación de la reforma fiscal, afectando directamente el consumo , dijo Invex en un reporte.

Walmex, que opera cerca de 2,866 unidades comerciales en México y Centroamérica, reportó una baja de 3.8% en sus ventas en enero pasado.