Desde comienzos del año el valor del Fondo Global de Pensiones del Gobierno de Noruega se ha reducido en 1.171 billones de coronas noruegas (104,027 millones de euros). En el conjunto del 2019, registró una rentabilidad récord de 19.95%, equivalente a una ganancia de 1.692 billones de coronas noruegas (150,559 millones de euros).

“Hemos observado una caída significativa en los mercados de valores globales en el primer trimestre, con fluctuaciones considerables entre un día y otro. La situación del mercado es muy desafiante, pero el fondo tiene un horizonte a largo plazo”, explicó el presidente ejecutivo de Norges Bank Investment Management, entidad dependiente del Banco de Noruega que gestiona el fondo, Yngve Slyngstad.

El fondo soberano explicó que los mercados de valores observaron una “caída acusada” en el primer trimestre, pero que repuntó discretamente en los últimos días de marzo.

La entidad informó que, al 25 de marzo, había registrado una rentabilidad negativa de 16.17%, lo que equivalía una caída en el valor del fondo de 1.33 billones de dólares.

Por tipos de activos, las acciones, que representan 70.8% de la cartera del fondo, experimentaron una depreciación de 21.1%, mientras que las posiciones de renta fija, 26.5% del total, lograron un retorno de 1.3 por ciento.

El fondo no ha ofrecido datos de sus inversiones inmobiliarias, 2.7% del total, ya que no cotizan en Bolsa y no tendrán los datos disponibles hasta el 23 de abril.

Pese a estos datos, el fondo explicó que la corona noruega se ha depreciado frente a las principales divisas del mundo, lo que ha contribuido a incrementar el valor del fondo en 1.147 billones de coronas (102,062 millones de euros), por lo que el valor de mercado del fondo cuantificado en divisa local “no ha cambiado mucho” con respecto al final del año pasado.

Al 31 de marzo, el valor del fondo era de 9.998 billones de coronas (889,159 millones de euros), frente a los 10.088 billones de coronas (897,163 millones de euros) registrados al 31 de diciembre.