Fibra Educa, el primer y único fideicomiso inmobiliario enfocado en el sector educativo, creció en el segundo trimestre del año, comparado con igual periodo del 2020, lo que refleja la resiliencia de sus operaciones frente a la crisis sanitaria.

La firma, que administra y arrienda universidades bajo marcas como ICEL, reportó que la utilidad neta integral del periodo fue de alrededor de 675.8 millones de pesos, lo que significó un aumento de 3.35% en relación con el mismo lapso del año pasado.

“El sector educativo es uno de los pilares más importantes para la transformación de cualquier país, por lo que nuestro modelo de negocio tiene como principal objetivo proporcionar al mercado espacios destinados a la operación de instituciones educativas y generar valor a través de la continua búsqueda de mejores oportunidades que se traduzcan en rendimientos para los tenedores”, manifestó Jorge Nacer Gobera, presidente del Comité Técnico de Fibra Educa, a través del reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Educa distribuye trimestre a trimestre dividendos, solo en los primeros seis meses del año, realizó dos pagos a sus tenedores por más de 1.3 millones de pesos, correspondientes a las operaciones del cuarto trimestre de 2020 y del primer trimestre de 2021. El pasado 20 de julio el Comité Técnico aprobó una distribución en efectivo por un monto total de 686,827 pesos, los cuales se pagarán antes del 5 de agosto próximo.

De abril a junio, los ingresos por arrendamiento del Fibra crecieron 3.35%, a 754 millones de pesos, al compararse con los mismos meses del 2020. Mientras que el ingreso neto operativo (NOI) cerró en 663.7 millones de pesos, equivalente a un alza de 2.9% en el periodo de comparación; respecto a los fondos de operación (FFO) se generaron poco más de 675.8 millones de pesos, lo que refleja un aumento de 3.35 por ciento.

Destaca que a tres años de su debut en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y hasta el cierre de junio de este año, los certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios (CBFI) de Fibra Educa han generado un rendimiento de 106%, incluyendo las distribuciones en efectivo.

El fideicomiso recordó que está en proceso para adquirir algunos inmuebles del sector educativo. A finales del mes pasado, la administración anunció que se encontraban en negociaciones para comprar una institución educativa ubicada en el occidente de la República Mexicana, la cual consta de 60,000 metros de área bruta rentable.

El sector educativo es uno de los pilares más importantes para la transformación de cualquier país, por lo que nuestro modelo de negocio tiene como principal objetivo proporcionar al mercado espacios destinados a la operación de instituciones educativas y generar valor a través de la continua búsqueda de mejores oportunidades que se traduzcan en rendimientos para los tenedores”.

Jorge Nacer Gobera, presidente del comité técnico de Fibra Educa.

Al cierre del segundo trimestre del año, Educa reportó una cartera de 59 inmuebles que en total tienen un área bruta rentable de 449,196 metros cuadrados, los cuales están rentados en su totalidad.

La firma destacó que llevó a cabo acciones en materia ambiental, social y de gobernanza (ASG), como la creación de Fundación Fibra Educa, A. C. que, entre otras funciones, gestionará el “Programa de Becas Fibra Educa”. Además, lanzó la convocatoria para elegir becarios.

termometro.economico@eleconomista.mx