La carrera por liderar el desarrollo de un vacuna contra el coronavirus entra en una nueva dimensión, seguida muy de cerca por los inversionistas de Wall Street.

Las estadounidenses Moderna, Novavax y Pfizer rivalizan en los avances, y a la hora de atraer a los inversionistas.

Moderna inicia este mes la fase III de sus ensayos con 30,000 pacientes. Novavax recibió la semana pasada una inyección de 1,600 milones de dólares del Gobierno estadounidense para desarrollar su vacuna.

Este lunes, Pfizer comunicó que la agencia del medicamentos de Estados Unidos (FDA por su sigla en inglés), le otorgó la catalogación de ‘fast track’ a su potencial vacuna con el objetivo de recortar los plazos previos a su posible comercialización. Luego de la noticia sus acciones subieron 4.08% en la Bolsa de Nueva York para cotizar en 35.21 dólares cada una.

Farmacéuticas: vacunas contra Covid-19

La prioridad concedida por la FDA abre la puerta a una eventual aprobación de la vacuna en un plazo inferior a los seis meses, coincidiendo prácticamente con el fin de año.

La semana pasada, cuando el Gobierno estadounidense inyectó 1,600 millones de dólares en Novavax, justificó la inversión en la necesidad de financiar los costos de los ensayos clínicos de fase III de la vacuna, con la intención de tener disponibles 1,000 millones de dosis para enero de 2021. Los inversionistas se lanzaron este lunes a tomar posiciones en Pfizer, y en su socio alemán, la biotecnológica BioNTech, cotizada en el NASDAQ, que ganó 10.55% este lunes, a 77.72 dólares.