Las principales bolsas en Estados Unidos y Europa cerraron con caídas en la primera sesión de la semana, debido a la incertidumbre en torno a las elecciones presidenciales en Estados Unidos y a los rebrotes de Covid-19.

En Estados Unidos el NASDAQ bajó 1.64% a 11,358.94 puntos, el Dow Jones se contrajo 2.29% a 27,685.38 enteros, y el Dow Jones disminuyó 1.86% a 3,400.97 unidades, según Refinitiv.

Al interior del NASDAQ, el índice de energía lideró las pérdidas con 2.82%, el de materiales básico cayó 2.54%, industriales 2.53% y tecnología 2%, entre otros.

En México, el S&P/BMV IPC, de la Bolsa Mexicana de Valores, perdió 1.19% bajando a 38,245.86 puntos, siendo Gruma la emisora del índice que más perdió con una caída de 3.66 por ciento.

En tanto, en Europa el DAX cayó 3.71% empujado por la tecnológica SAP que se contrajo 21.62% tras abandonar metas de rentabilidad de mediano plazo y advertir que tomaría más de lo esperado para que su negocio se recupere del golpe provocado por la pandemia.

Por su parte, el IBEX-35 perdió 1.40%, el CAC 40 1.91%, el FTSE de Inglaterra 1.16%, el MIB de Italia cayó 1.76% y el MCX de Rusia -1.10%, entre otros.

El área de análisis de Ve por Más señaló que los índices accionarios en EU finalizaron la sesión en terreno negativo, tras datos que mostraron un número creciente de infecciones de Covid-19 en dicho país y a nivel global, a lo que se sumó el estancamiento de las negociaciones del paquete de estímulos fiscales, provocando que el Dow Jones eliminara las ganancias del mes.

“En temas corporativos, el incremento de casos de Covid-19 generó que las acciones del sector turístico y de aviación presentaran fuertes retrocesos, Royal Caribbean retrocedió 9.7%; United Airlines cayó 7% y American Airlines 6.4%”, indicaron en el reporte.

“Las acciones europeas cayeron junto con el S&P 500 al comienzo de la sesión. La mayoría de los inversionistas quieren seguir siendo optimistas sobre el potencial alcista de los mercados de valores, pero se están volviendo cada vez más escépticos sobre el próximo paquete de estímulos”, explicó Pierre Veyret, analista técnico de ActivTrades.

Sumado a esto, advirtió que los recientes niveles récord de infección han llevado a la UE a implementar restricciones más severas que se espera perjudiquen a las empresas.

Menor apetito por el riesgo

“El apetito por el riesgo ha disminuido significativamente en la actualidad, y los inversionistas buscan activos refugio como los bonos y el dólar. Es probable que esta semana observemos alta volatilidad con una gran cantidad de eventos macroeconómicos importantes”, acotó.

Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base coincidió que este pesimismo en los mercados es consecuencia del avance de la pandemia del Covid-19, pues en el mundo se adicionaron 325,300 casos, y parece que las tensiones entre demócratas y republicanos se extenderán más allá de las elecciones presidenciales el próximo martes.

Mezcla mexicana pierde 3.64%

Petróleo cae más de 3% por repunte de casos de Covid-19

Los precios del crudo cayeron más de 3% el lunes, extendiendo las pérdidas de la semana previa por el aumento de casos de Covid-19 en Estados Unidos y Europa, que elevó la preocupación sobre la demanda, mientras una recuperación del bombeo en Libia también afectaba a la confianza.

El referencial internacional Brent perdió 1.31 dólares, o 3.1%, a 40.46 dólares el barril, mientras que el West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) también cedió 1.29 dólares, o 3.2%, a 38.56 dólares el barril.

La mezcla mexicana de exportación cayó 3.64% o 1.34 dólares a 35.46 dólares el barril.

Estados Unidos reportó su mayor número hasta la fecha de nuevas infecciones de coronavirus en dos días hasta el sábado, mientras que los nuevos casos en Francia tocaron un récord de más de 50,000 el domingo, subrayando la gravedad del brote.

En lo referente al suministro, la Corporación Nacional del Petróleo de Libia puso fin el viernes a la fuerza mayor a las exportaciones de dos puertos clave y dijo que la producción alcanzará el millón de barriles por día (bpd) en cuatro semanas, un aumento más rápido del previsto por analistas.

La OPEP+, tiene previsto incrementar su bombeo en 2 millones de bpd en enero de 2021, tras recortar su producción en una cantidad récord más temprano en el año.

El presidente ruso, Vladimir Putin, indicó la semana pasada que podría acceder a extender las reducciones de bombeo de la OPEP+.

Por su parte, el ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, dijo el lunes que lo peor había quedado atrás para el mercado petrolero.

“Supongo que lo peor ya pasó”, sostuvo en el Foro de Energía de CERAWeek cuando se le pidió que comentara sobre el estado de la recuperación del mercado del petróleo.

“Todavía estamos atentos. Creo que hay un gran cambio en términos de dónde estamos hoy y dónde estábamos en abril y mayo”.

Sin embargo, el secretario general de la OPEP dijo que la recuperación del mercado podría tomar más tiempo que lo esperado en medio del alza de los contagios de coronavirus en el mundo, y sostuvo que sus alianza con otras naciones exportadoras -que incluye a Rusia- seguirá “en ruta” en sus esfuerzos para equilibrar el mercado.

Mohammad Barkindo dijo en un discurso en un foro virtual de energía organizado para CERAWeek que las esperanzas previas respecto a un rebote de la demanda no se habían cumplido. (Reuters)

claudia.tejeda@eleconomista.mx