El dólar cayó el viernes, recortando sus alzas del mes frente a una canasta de divisas, debido a que los operadores que prefieren las monedas relacionadas a las materias primas tomaron las ganancias generadas por las señales de que la Reserva Federal podría subir sus tasas en diciembre.

El índice dólar, que mide el ?desempeño de la divisa estadounidense frente a una canasta de seis importantes monedas, cayó 0.3%, a 96.995. En octubre, el dólar subió 0.6%, su segunda alza mensual sucesiva.

El billete verde sufrió mermas después de que datos mostraron que el gasto del consumidor en Estados Unidos registró su menor avance en ocho meses, mientras que la inflación se mantuvo estancada.

El dólar neozelandés cerró con un alza de 1.2%, a 0.6777 dólares, cerca de su máximo nivel de la sesión. El dólar australiano, en tanto, repuntó 0.9%, a 0.7129 dólares.

El yen se apreció como consecuencia de la decisión del Banco de Japón de mantener estable su política monetaria, a pesar de la rebaja de tasas de China y las señales de más estímulos por parte del BCE. El dólar cayó 0.4% a 120.66 yenes, mientras que el euro perdió 0.2%, a 132.69 yenes.

La moneda estadounidense tocó un mínimo de 120.29 yenes después del anuncio del BoJ, antes de cambiar de tendencia, impulsado por un reporte del diario Nikkei sobre que el gobierno nipón considera un presupuesto extra de 3 billones de yenes (24,770 millones de dólares) para prepararse para el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.

Por su parte, el euro también se apreció levemente frente al dólar, respaldado por una inesperada mejoría en la confianza económica en la zona euro y por señales de una aceleración mayor que la esperada de la inflación en Alemania.

La moneda újnica europea cerró con un alza de 0.2%, a 1.0993 dólares.