Después de una serie de propuestas realizadas, y en algunos casos rechazadas, se dieron por canceladas las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Con ello, se procedió a la suspensión oficial de dicho proyecto.

Sin embargo, el asunto no concluye ahí. De acuerdo con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, aún se adeudan 4,200 millones de dólares, los cuales corresponden a la emisión de bonos verdes que lanzara el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México para el financiamiento de las obras del NAIM.

Jiménez Espriú destacó, en la conferencia matutina para medios de comunicación el viernes pasado, que el monto restante iría disminuyendo en 200 millones de dólares por año.

Considerando la declaración realizada por el funcionario, el monto adeudado y la cantidad que se pretende pagar por año, la deuda sería saldada en un plazo de 20 años.

Los inversionistas que adquirieron los bonos aceptaron la propuesta hecha por la Secretaría de Hacienda para su recompra por un monto de 1,800 millones de dólares, mismos que no se tomaron del erario. A decir del secretario, este monto surgió del dinero recaudado por los mismos bonos y estaba depositado en un banco debido a que no se pudo ejercer.

Especialistas de Signum Research afirmaron en un documento que la cantidad recomprada fue destinada a frenar la caída en el valor de los títulos, después del anuncio de la cancelación del aeropuerto.

“El monto total de la emisión fue de 6,000 dólares y se comprarían a un valor de 90 dólares, y por cada 100 títulos un premio de 5.75 dólares. No obstante, ésta fue rechazada por los inversionistas, llevando a una contraoferta de 100 dólares y un premio de 10 dólares por cada 100 títulos”, detallaron.

Cabe destacar que los 4,200 millones de dólares no contemplan el pago de intereses, que van desde 3.9 hasta 5.5% de cada una de las cuatro series lanzadas en el mercado extranjero.

Bajan calificación

Incluso con la aceptación de los bonistas y la disminución de la deuda neta, la calificación de los bonos sufrió una disminución por parte de la calificadora Fitch Ratings, de “BBB+” a “BBB”, con perspectiva Negativa.

Según información de Markets Insider, el precio de los títulos ha sufrido una caída de 15.83% desde su primer jornada, cuando cerró en 101.26 dólares, hasta 85.23 dólares, en los que cerró el viernes de la semana pasada.

[email protected]ista.com.mx