El Bundesbank está inmerso en una iniciativa de última hora para limitar la impresión de dinero por parte del Banco Central Europeo (BCE), esperando suavizar el borrador o retrasar las decisiones sobre aspectos clave más allá de esta semana, dijo una persona familiarizada con el debate.

Ante la perspectiva de que el BCE haga el jueves un anuncio, el Banco Central alemán está preocupado de que un programa de compra de deuda pública lo deje expuesto a cualquier pérdida.

No se ha tomado una decisión final sobre el plan y el Bundesbank sigue buscando garantías, como una probable medida que obligue a los bancos centrales nacionales, y no al BCE, a asumir parte del riesgo de comprar la deuda de los estados miembros de la zona euro.

El tamaño del programa de compra de deuda, conocido como alivio cuantitativo (QE, por su sigla en inglés), y un posible retraso en su lanzamiento también son parte del debate. En este momento la acción está en decidir qué y en qué dosis , dijo una fuente cercana al Bundesbank. Podría ser que se haya tomado la decisión y falten los detalles , agregó el directivo consultado .Aunque la posición del Bundesbank en el seno del BCE es de mucho peso, considerando que Alemania es la principal economía del bloque, éste tiene pocos aliados en el consejo de gobierno de la entidad, compuesto por 25 integrantes.Este jueves el BCE decidirá, ante las condiciones económicas de Europa, el rumbo de su política monetaria.