Los precios de los bonos de Estados Unidos subieron levemente el lunes, con una baja en los rendimientos de las notas a 10 años desde los máximos de dos semanas, mientras la preocupación por el crecimiento global contrarresta un mejor impulso económico en Estados Unidos.

La curva entre los rendimientos de las notas a cinco años y los de los bonos a 30 años se aplanó a mínimos de seis años, al tiempo que las notas de plazos intermedios se debilitaban por las expectativas de que la Reserva Federal podría estar más cerca de subir las tasas de interés.

Las notas de referencia a 10 años subieron 1/32 en precio, con un rendimiento de 2.3 por ciento.

El diferencial de rendimiento entre las notas a cinco años y los bonos a 30 años se aplanó a 126 puntos básicos, desde 142 puntos básicos del lunes pasado.

Los rendimientos han subido desde los datos publicados el viernes que mostraron que los empleadores en Estados Unidos agregaron el mayor número de trabajadores en casi tres años durante noviembre, y que las alzas de sueldos repuntaron.

Pero la debilidad de los bonos estadounidenses fue contenida por los temores del crecimiento global y por la desinflación. El lunes, el crudo Brent bajó a un mínimo de cinco años.

Datos mostraron que las exportaciones de China aumentaron menos de lo previsto y que las importaciones bajaron 6.7% en noviembre, mientras que la economía de Japón se contrajo más de lo esperado en el tercer trimestre.