Las tasas de los bonos mexicanos de largo plazo descendían este miércoles ante las persistentes preocupaciones por los problemas de deuda en Grecia, en un mercado a la espera de las minutas del más reciente encuentro de la Reserva Federal estadounidense.

El rendimiento del bono de 10 años, con fecha de vencimiento del 10 de junio del 2021, caía 0.05 puntos frente a su cierre del martes, a 7.09 por ciento.

Por su parte, la tasa del bono a 20 años, con vencimiento el 31 de mayo del 2029, operaba a 7.73%, 0.07 puntos por debajo de su cierre previo, de acuerdo con intermediarios.

Operadores y analistas dijeron que el mercado local se beneficiaba este miércoles de la entrada de algunos flujos externos en medio de persistentes preocupaciones por los problemas de deuda en Grecia, que han ocasionado un reacomodo de inversiones a nivel global.

Y aunque la deuda de México no es considerada tan segura, sus altos rendimientos y las buenas perspectivas para la economía local han provocado en los últimos meses una continua entrada de dinero al mercado.

Hasta el 9 de mayo, la tenencia de bonos mexicanos de largo plazo por extranjeros había aumentando 21% con respecto al cierre del 2010, en torno a 95,372 millones de pesos (8,132 millones de dólares).

La atención de los participantes está puesta en la publicación más tarde de las minutas de la más reciente reunión de política monetaria de la Reserva Federal.

"Ha salido bastante demanda sobre todo en los plazos más largos, ya están empezando a tocar sus niveles de piso, quizá ya pronto comencemos a ver algunas tomas de utilidades", comentó un intermediario.

El movimiento de los rendimientos locales era contrario al de sus pares en Estados Unidos, donde las tasas subían por toma de ganancias de los inversionistas tras una escalada de precios que las llevó a sus menores niveles desde diciembre.

Aún así, los operadores no descartaban una ligera baja adicional en la curva local durante el día, mientras las autoridades internacionales no lograban ponerse de acuerdo sobre la conveniencia de que Grecia reestructure su enorme deuda, que supone 150% del PIB.

En la pare corta de la curva, el rendimiento de los Certificados de la Tesorería (Cetes) a un día en México se mantenía sin cambios contra su cierre del martes, en 4.49 por ciento.