La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este viernes con una ligera ganancia de 0.17%, después de que el mercado mexicano sumó cuatro jornadas consecutivas de forma negativa.

En cifras preliminares de cierre, el principal indicador accionario, el S&P BMV IPC, se ubicó en 43,638.62 unidades, con un aumento de 72.51 puntos respecto al nivel previo.

Sin embargo, la BMV terminó la semana con un balance negativo en 1.36% respecto al viernes previo, mientras que en el acumulado del año muestra un rendimiento de 4.80 por ciento.

El índice FTSE BIVA  de la Bolsa Institucional de Valores cerró la semana en un nivel de 889.45 unidades; su cierre del viernes pasado fue de 900.84 enteros.

El mercado accionario mexicano siguió la dirección de los índices estadounidenses, de los cuales el promedio industrial Dow Jones ganó 0.75%, el Standard and Poor's 500 avanzó 0.85 por ciento y índice tecnológico Nasdaq subió 1.29 por ciento.