Las negociaciones de fusión suponen todo un revulsivo para las cotizaciones de CaixaBank y, sobre todo, para las de Bankia, disparada hasta un 30% en el Ibex a la espera de mayores novedades sobre un posible canje accionarial para encarrilar la integración con CaixaBank.

Después de numerosos intentos frustrados de remontada, las acciones de Bankia reduce de golpe a menos de la mitad todas las pérdidas que acumulaban desde el inicio del año. Al cierre de la sesión de ayer jueves perdían un 45% desde enero. Apenas unos minutos después de la apertura de este viernes, este porcentaje se reducía al 20 por ciento.

En las últimas jornadas se habían disparado los llamamientos a una urgente consolidación del sector en España. El primer paso que podría desencadenar nuevos movimientos de fusión lo han dado CaixaBank y Bankia, al negociar una posible integración.

Los inversores recuperan bruscamente el interés por los bancos perdido por el veto al dividendo, las políticas crónicas de 'tipos cero', las presiones regulatorias y las incertidumbres sobre los efectos de la crisis desatada por el coronavirus.

A la hora de elegir la apuesta favorita para reactivar una toma de posiciones en el sector, los inversores lo tienen claro.

Al cierre de la sesión del jueves, el valor bursátil de CaixaBank ascendía a 10,859 millones de euros y el de Bankia a 3,178 millones. Suponiendo que la ecuación de canje fuera en esos términos, los accionistas de Bankia tendrían alrededor del 30% de la nueva entidad y los de CaixaBank, el resto.

A la espera de cómo queda la ecuación de canje de acciones, Bankia, la entidad de menor dimensión de las dos que estudian su fusión y la más castigada en Bolsa en 2020, se lleva la mayor parte del aluvión de inversiones que recibe hoy la banca.

Las acciones de Bankia se anotan una subida histórica de hasta el 30% en el Ibex. Su capitalización salta en cuestión de horas por encima de la barrera de los 4,000 millones de euros. Si en jornadas anteriores sufría para salvar el nivel del euro por acción, hoy toca máximos intradía al filo de los 1.40 euros.

La confirmación de las negociaciones para la fusión tambiénsuponen todo un revulsivo para la cotización de CaixaBank, la entidad que tendría mayor control de la entidad resultante.

Sus acciones superan el 10% de revalorización en el Ibex, hasta superar en sus máximos intradía la barrera de los 2 euros, con una captialización superior a los 12,000 millones. Si al cierre de ayer perdía un 35% en el año, hoy este porcentaje se reduce al entorno del 25 por ciento.

Esta misma semana los analistas de Jefferies emitieron un informe sobre la banca española en el que otorgaban los mayores potenciales de revalorización dentro del Ibex, precisamente, a CaixaBank y Bankia, al fijar sus valoraciones un 25% por encima de sus cotizaciones.