La desigualdad en el mundo ha aumentado considerablemente en los últimos años, lo que vuelve necesario repensar el modelo económico actual, así como la cultura del privilegio de la élite y la evasión fiscal que esparce la distribución de la riqueza, coincidieron algunos de los economistas más destacados del mundo durante su reunión anual titulada Fracturas en la globalización y las implicaciones en las economías emergentes .

En dicho Foro Económico organizado por la Asociación Económica Internacional, el Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico, el Instituto de Asuntos Globales y su Centro para América Latina y el Caribe de la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres (LSE) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), economistas de la talla de Joseph E. Stiglitz, Anne Osborn Krueger, Alicia Bárcena, entre otros, advirtieron sobre los desafíos por la desigualdad y los retos que esto representa para la globalización.

Globalización

Joseph E. Stiglitz, premio Nobel de Economía en el 2001, aseguró que uno de los principales problemas que se han presentado con la globalización es la desigualdad en los ingresos, lo que ha llevado a una desestabilización en los mercados.

Quienes estuvieron en favor de la globalización estaban equivocados, por eso la política ha sido como ha sido , sostuvo, lo que vemos es una mayor desigualdad, hay más dinero con los de arriba, la proporción del ingreso llega a 1% de la población y ha ido en aumento; hay más gente sumida en la pobreza y hemos visto un desmembramiento de la clase media .

Para Stiglitz, el mundo está experimentando un movimiento de un equilibrio a otro, en el que una mayor riqueza ha dado como resultado una mayor inequidad. Además, identifica como factores de esta situación al capitalismo.

El capitalismo está asociado con una creciente inequidad. ¿Cómo podemos explicar su evolución en nuestra sociedad y economía? Lo que quiero hacer es un benchmark y recordarles que es un modelo útil para entender por qué los mercados no funcionan como deberían , explicó.

De esta manera, el premio Nobel identificó algunos de los factores que están contribuyendo con esta tendencia, aseguró que los impuestos al capital han fracasado en su intento por redistribuir la riqueza y agregó que una receta para combatir la situación es tomar los ingresos de esos impuestos e invertirlos en bienes de capital público.

El economista también aseguró que las políticas públicas pueden ayudar a resolver este problema, además de fortalecer el crecimiento económico.

Por su parte Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe aseguró que la inequidad está creciendo, se refirió a México y la corrupción, al cual lo definió como el principal problema que ataca al país.

La corrupción está ligada a la impunidad y en México hay impunidad. Yo vivo en Chile, ahí también hay corrupción, pero hay instituciones que lo combaten y aquí no veo eso , dijo Bárcena durante su participación.

Agregó que es necesario un nuevo pacto social, que no sea convocado por partidos políticos sino por la sociedad, universidades y académicos, para replantear el modelo económico a largo plazo.

Señaló que la globalización es cuestionada por altos niveles de desempleo, salarios estancados, flujos de migración, auge del nacionalismo, oposición a nuevos tratados comerciales. Hay ganadores y perdedores de la globalización: la clase media y 1% que está acumulando más riqueza , comentó Bárcena.

Anne Osborn Krueger, economista en jefe del Banco Mundial entre 1982 y 1986 y actual investigadora de la Universidad Johns Hopkins, reconoció que el sistema financiero internacional necesita un cambio y hacer conexiones entre países es importante.

Señaló sin duda el sistema ha mejorado a pesar de que el mundo no está viviendo los mejores tiempos, por lo que a su parecer la solución apropiada es luchar lo más que podamos para mostrar los beneficios del sistema, reconociendo que la estrategia al momento será defensiva .

Ha habido mejoras; pero no creo que, en el contexto actual, hay áreas de oportunidad. Sigo pensando que la competencia económica resulta en crecimiento sostenido. Aun cuando las cosas empeoren, los países que se enfoquen en arreglar sus economías y crear reglas que fomenten la competencia, estarán mejor situados que los que no hagan cambios , agregó Krueger.

[email protected]