Las acciones del fabricante de ropa deportiva Under Armour cayeron 9.79% este miércoles en Wall Street, a  7.79 dólares, después de un decepcionante informe de ganancias trimestrales.

Desde antes del brote de la pandemia del Covid-19 Under Armour estaba luchando para salir a flote, pero  el cierre forzoso de sus tiendas lo golpeó con fuerza.

El presidente ejecutivo, Patrik Frisk, dijo a los analistas en la conferencia telefónica sobre ganancias que desde mediados de marzo, cuando el Covid-19 fue declarado una pandemia mundial por la Organización Mundial de la Salud, que “aproximadamente el 80% de nuestro negocio global se ha estancado”.

Si bien eso no es una sorpresa por su presencia minorista física, lo sorprendente es la incapacidad de Under Armour para capitalizar su canal de comercio electrónico, que una vez describió como una de sus “mayores oportunidades de crecimiento a largo plazo”. Los ingresos de su canal de venta en tiendas cayeron 14% en el primer trimestre del 2020.

La compañía está viendo hacia la segunda mitad del año y quizá al 2021, antes de que se normalice el negocio.

Los inversionistas no son tan pacientes y han vendido sus posiciones en la empresa, lo que ha hecho que en esta semana las acciones pierdan cerca de 12 por ciento.

[email protected]