Ciudad de Guatemala. La académica Úrsula Roldán, directora de Proyección y Dinámicas Globales de la Universidad Rafael Landívar, coincide en que la disminución de los cruces irregulares en la frontera México-Estados Unidos se debe a la coyuntura actual, por lo cual en el mediano plazo las cifras podrían aumentar, aunque tendrá que ver con la sostenibilidad de las medidas restrictivas que ha impulsado Estados Unidos.

En la entrevista, realizada por el diario guatemalteco Prensa Libre, Roldán explica que los migrantes se informan de lo que ocurre alrededor de la migración por medio de las redes de tráfico de personas, quienes a su vez esperan los momentos idóneos para volver a migrar.

Añadió que otras personas podrían optar por buscar rutas no controladas y hacer la travesía en zigzag para no ser detectadas por la Patrulla Fronteriza.

“Todos sabemos que son medidas electoreras. Sin embargo, también sabemos que corremos el riesgo de que Trump pueda ser reelegido”, destacó Roldán, para quien “la gente va a seguir moviéndose porque ya no tiene futuro en sus países”.

“Lo más sensato es que se aborde el tema de la situación migratoria de Centroamérica a fondo, sobre las condiciones políticas y sociales que hay, pero no estamos ante una racionalidad de la política, sino en una pura discusión de intereses políticos electorales, y ese es el problema”, lamentó la experta .

Detienen red de traficantes

Autoridades policiales de Costa Rica y Panamá detuvieron en la madrugada del martes a al menos 47 personas que supuestamente pertenecen a una red internacional de tráfico de migrantes, a quienes ofrecen llevar a Estados Unidos.

La Policía Profesional de Migración y la Fiscalía Adjunta contra la Trata de Personas dirigieron los allanamientos en poblados de las fronteras con Panamá y Nicaragua y aprehendieron a por lo menos 37 personas. En Panamá, la policía detuvo a otros 10.

La red, que opera a lo largo de Centroamérica y México, cobraba entre 7,000 y 20,000 dólares por llevar a Estados Unidos a migrantes de distintos países asiáticos y africanos, así como de Cuba y Haití, dijo el subdirector de la Policía de Migración de Costa Rica, Stephen Madden.

La investigación inició en el 2018, según el reporte policial, y determinó que la red empleaba dos rutas de salida, una marítima hacia Honduras y otra terrestre a lo largo de todo el istmo centroamericano. En Guatemala, otras organizaciones continuaban el viaje a través de México con dirección a EU.

Cada año, miles de migrantes, en su mayoría centroamericanos, huyen de la pobreza y violencia.