Los países de la Unión Europea acordaron formalmente el miércoles poner en marcha los llamados "pasaportes Covid" como paso previo a la reapertura al turismo este verano, y negociarán los detalles con los mandatarios del bloque en mayo, según informaron dos fuentes diplomáticas.

Los certificados permitirían a las personas que estén vacunadas, se hayan recuperado de la Covid-19 o tengan resultados negativos en las pruebas, desplazarse con mayor facilidad dentro de la UE, donde las restricciones de circulación han lastrado el sector de los viajes y el turismo durante más de un año.

Los 27 Estados miembros de la UE "subrayaron su compromiso de tener el marco listo para el verano de 2021", según un documento avalado por los representantes nacionales y visto por Reuters.

El Parlamento Europeo, que también debe aprobar la propuesta para que entre en vigor, debe acordar su propia posición a finales de este mes y se espera que las conversaciones finales entre los diputados, los enviados nacionales y el ejecutivo del bloque comiencen en mayo.

Los países de la UE están trabajando en paralelo para garantizar "que las soluciones tecnológicas necesarias están listas", según la decisión de los Veintisiete, de modo que los nuevos certificados digitales o en papel puedan ponerse en práctica una vez aprobados.

El acuerdo de los Estados miembros incluye cláusulas contra la discriminación de quienes no pueden o no quieren vacunarse y admite una serie de pruebas para demostrar el restablecimiento de los viajeros que hayan superado la enfermedad.

Aunque los Estados miembros estarían obligados a reconocer las vacunas aprobadas por la UE, determinados países podrían también expedir certificados que incluyan las vacunas Sputnik V de Rusia o Sinovac de China, que sólo están autorizadas en su territorio.

Los demás países de la UE decidirían si aceptan un certificado correspondiente a una vacuna que no haya sido aprobada por los organismos reguladores de la UE.