Una nueva ronda de negociaciones sobre el programa nuclear iraní inició hoy aquí entre altos representantes de las potencias occidentales, grupo conocido como P5+1, con el gobierno de Teherán.

En las nuevas pláticas, que se celebrarán solamente durante este día, participan altos representantes de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, China, miembros permanentes del Consejo de Seguridad, más Alemania y funcionarios de Teherán con el fin de hacer un balance sobre sus diferencias concernientes al programa nuclear iraní.

Las negociaciones que tienen lugar en la misión de la Unión Europea, son la culminación de cinco días de conversaciones, incluyendo las largas reuniones sostenidas la semana pasada por el Secretario de Estado estadunidense, John Kerry y el ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif en la ciudad suiza y en París.

Las reuniones en las que debatirán a puerta cerrada funcionarios de Irán, Reino Unido, China, Francia, Alemania, Rusia y Estados Unidos, son presididas por la directora política de la Unión Europea, Helga Schmid,

La delegación estadunidense es liderada por la subsecretaria de Estado, Wendy Sherman y a la cabeza de Irán asistió el viceministro de Exteriores, Abbas Araqchi.

El P5+1 a cambio de retirar sanciones al gobierno de Irán demanda que Teherán lleve a cabo medidas concretas para reducir su capacidad de enriquecimiento de uranio, lo que sería una clara muestra de que su programa nuclear está diseñado estrictamente con fines pacíficos.

Desde hace algunos años, Occidente ha denunciado que el programa nuclear iraní tiene fines bélicos, incluyendo la intención de fabricar una bomba atómica, por lo que impuso severas sanciones que empiezan a asfixiar a la economía iraní.

Los negociadores fracasaron en cumplir un plazo para llegar a un acuerdo en noviembre y se han impuesto el objetivo llegar a un acuerdo a finales de junio de este año.

A pesar de ello, algunos de los diplomáticos que participan en el proceso negociador han expresado su deseo de que se pueda llegar a un acuerdo sobre los puntos clave a finales de marzo.

hbr