Guatemala.- La Policía de Guatemala fue puesta este martes en "alerta máxima" luego de recibir llamadas telefónicas con amenazas en rechazo a los operativos para capturar a los sicarios del cartel mexicano Los Zetas que mataron a 27 labriegos en una finca, informó el gobierno.

"Se estableció la alerta máxima de seguridad a nivel nacional", anunció el ministro del Interior, Carlos Menocal.

"Las fuerzas de seguridad se mantienen en alerta máxima a nivel nacional, enfatizada en el oriente y norte del país", dijo Menocal a la radio Emisoras Unidas.

Agregó que "han avanzado" las investigaciones sobre la matanza perpetrada el fin se semana en una finca de Petén, en el norte del país, donde 27 trabajadores agrícolas, incluidas dos mujeres, fueron asesinados y decapitados.

"Se están realizando operativos no solo en Petén, sino también en otras áreas del país. Tenemos la información y estamos trabajando en ello", dijo Menocal, quien no precisó si hay sospechosos detenidos por la matanza, la peor perpetrada en Guatemala tras el término de la guerra civil en 1996.

El ministro explicó que la línea telefónica de emergencia de la Policía Nacional Civil ha recibido varias llamadas con amenazas de lanzar ataques armados o colocar explosivos en los cuarteles y autopatrullas si no cesan los operativos de seguridad.

"Esto es una especie de generación de psicosis, tiende a aumentar más la situación de terror de lo vivido en Petén. Las fuerzas de seguridad toman sus precauciones", afirmó Menocal.

Tras la matanza, decenas de policías y militares fueron desplegados en Petén, una región selvática fronteriza con México bajo el dominio de bandas de narcotraficantes, donde el gobierno impuso el estado de sitio el lunes en la noche.

apr