Roberta Jacobson, la primera mujer embajadora de Estados Unidos en México, se despedirá mañana de su cargo tras dos años de gestión. A su llegada en mayo del 2016, la relación diplomática entre ambos países era diferente a la actual.

Sobre este tema, el embajador y académico Eduardo Roldán precisó a El Economista que en la administración de Barack Obama, aunque había discrepancias no todo se exponía; no obstante, con Donald Trump se ha suscitado un enfrentamiento directo con el presidente mexicano que nunca se había dado.

“Jacobson se retira en un momento en el que la relación entre México y Estados Unidos se encuentra en un periodo crítico, complicado y de incertidumbre. La política exterior entre México y Estados Unidos en los dos años de permanencia de Jacobson se decantó en tres temas principales: la negociación del TLCAN, la cuestión migratoria y la seguridad”, expresó.

En entrevista con el noticiario Despierta con Loret, Jacobson reconoció que sin duda hay discrepancias y tensión entre los dos países, sin embargo, no significa que no haya avances y consideró que la relación bilateral no atraviesa por su peor momento.

Dijo que Trump tiene mucho respeto hacia el presidente Enrique Peña Nieto y opinó que la cercanía del canciller Luis Videgaray a la Casa Blanca es profunda y amplia. “La relación entre las instituciones de los dos países, tenemos 30 oficinas en la embajada,  es profunda”.

Respecto a los comentarios, tuits y proyectos de Trump, como el muro fronterizo, Jacobson dijo que estas medidas han tenido un efecto negativo en nuestro país, no obstante, los ciudadanos de ambos lados de la frontera siempre han trabajado unidos y coinciden en desear una frontera segura.

PRESENCIA

Roldán, académico en la Universidad Panamericana, puntualizó que Roberta Jacobson contribuyó a mejorar las relaciones México-Estados Unidos, “moderando lo que se decía desde la Casa Blanca, además de que es una diplomática de carrera con tacto, manejándose con discreción y supo atenuar las fricciones entre los dos países con su presencia y sus visitas a lugares populares con la sociedad mexicana”.

“Los países deben darle un peso específico a los diplomáticos de carrera porque son conocedores y saben manejarse con discreción para resolver problemas, lo cual fue una cualidad de Jacobson, se ganó el corazón de muchos mexicanos y generó un mecanismo para disminuir las confrontaciones”, señaló.

Jacobson resaltó en el noticiero de Loret el incremento en el número de intercambios estudiantiles.

También comentó que la negociación del TLCAN ha sido uno de los momentos importantes de la relación bilateral durante su gestión.

Sobre la noche que ganó Trump las elecciones, Jacobson comentó que “hay que celebrar el proceso democrático”. Sobre el resultado, la embajadora dijo que “es algo respetado”.