El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo el viernes que ha llegado el momento de que el Reino Unido se prepare para un Brexit sin acuerdo comercial ya que la Unión Europea se ha negado a negociar seriamente y apuntó que no habrá acuerdo a menos que Bruselas cambie de postura.

Un final "sin acuerdo" en una crisis que se ha prolongado durante cinco años sembraría el caos en las delicadas cadenas de suministro que se extienden por toda Europa y más allá, al igual que lo ha hecho el nuevo coronavirus con la economía mundial.

En la que se suponía que iba a ser la "cumbre del Brexit" el jueves, la UE lanzó un ultimátum: el bloque dijo que estaba preocupado por la falta de progresos y pidió a Londres que hiciera concesiones o se preparara para un Brexit caótico el 31 de diciembre.

"He llegado a la conclusión de que debemos prepararnos para el 1 de enero con acuerdos más parecidos a los de Australia basados en principios sencillos de libre comercio mundial", dijo Johnson.

"A menos que haya un cambio fundamental de enfoque, vamos a ir por la solución de Australia. Y debemos hacerlo con gran confianza", dijo.

"Está quedando claro que la UE no quiere hacer el tipo de acuerdo al estilo de Canadá que pedimos originalmente. Resulta curioso que después de 45 años de nuestra adhesión al bloque puedan ofrecer a Canadá condiciones que no nos ofrecerán a nosotros".

Negociadores de la UE irán a Londres

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, afirmó este viernes que negociadores de la UE irán a Londres el lunes para "intensificar las negociaciones" por un acuerdo posbrexit, "tal como estaba planeado".

En un mensaje en Twitter, Von der Leyen ratificó que a UE "sigue trabajando por un acuerdo, pero no a cualquier precio."

Poco antes el primer ministro británico, Boris Johnson, advirtió que el Reino Unido debe prepararse para un colapso de las negociaciones a menos que haya un "cambio fundamental" en el enfoque general de la Unión Europea, o de lo contrario apenas dialogarían sobre los aspectos prácticos de la ruptura.

En la víspera, la cumbre del Consejo Europeo ratificó que aún no están dadas las condiciones para firmar un acuerdo sobre cómo funcionará la relación posbrexit, pero en las conclusiones del encuentro llamó a Londres a dar "los pasos necesarios" para que ello ocurra.

Instantes más tardes, la jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, buscó matizar esa posición al afirmar que las dos partes debían hacer concesiones para conseguir un acuerdo.

De su lado, el principal negociador europeo, Michel Barnier, dijo que permanecería toda la semana próxima en Londres para tratar de avanzar en dirección de un acuerdo.

El Reino Unido abandonará la unión aduanera el 31 de diciembre de este año, y desde inicios de 2020 Londres y Bruselas buscan llegar a un acuerdo sobre la relación a partir de 2021, acuerdo que aún debería ser ratificado por todas las partes antes del fin de año.

(Con información de Reuters y AFP)

rrg