El ataque contra un hotel lujoso en la capital de Mali donde murieron 19 personas fue un claro intento para descarrilar un frágil proceso de paz que busca estabilizar el norte del país, opinó el domingo un representante de grupos separatistas del norte.

Las vacilantes negociaciones de paz han avanzado muy lentamente entre el gobierno central y los grupos separatistas del norte desde hace más de dos años. El diálogo busca poner fin a las disputas que volvieron grandes secciones del país en un refugio para los milicianos islámicos radicales.

Las conversaciones se habían mostrado prometedoras en los últimos meses. El hotel Radisson Blu, que fue atacado por dos hombres armados el viernes, era el sitio programado para hospedar una reunión sobre la aplicación de los últimos acuerdos.

NOTICIA: Malí busca a tres implicados del ataque contra hotel

"El ataque fue contra el acuerdo de paz", dijo Sidi Brahim Ould Sidati, representante de Coordinación de Movimientos Azawad, conocido por sus siglas francesas, CMA. La CMA es una coalición de grupos que buscan autonomía en el norte de Mali, incluso árabes y tuaregs.

"Los yihadistas están en diferentes grupos, pero su objetivo es el mismo: obstaculizar la implementación del acuerdo de paz", dijo Sidati.

Fueron los grupos separatistas seculares los que primero se apoderaron del norte de Malí en 2012, usando armas robadas de los arsenales en la vecina Libia, pero fueron superados pronto por los radicales aliados de Al Qaeda.

NOTICIA: Ban Ki-moon condena el horrible ataque terrorista contra hotel en Malí

En 2013, los franceses empujaron a los extremistas islámicos a los márgenes del amplio Sahara a pesar de que siguen llevando a cabo ataques contra las fuerzas de paz de la ONU e incluso en la propia capital.

El gobierno en Bamako y grupos separatistas firmaron en junio un acuerdo de paz. En octubre se firmaron acuerdos locales en el norte, pero grupos extremistas islámicos como Ansar Dine han fustigado esos acercamientos, acusando a los separatistas que lo firmaron de traicionar a la población local.

El ataque del viernes fue reivindicado por Al-Mourabitoun (Los Centinelas), un grupo formado por el notorio extremista argelino Moktar Belmoktar y que tiene lazos con al-Qaida y Ansar Dine.

NOTICIA: Putin pide cooperación mundial contra terrorismo tras ataque en Malí

En las norteñas regiones de Tombuctú y Kidal, se distribuyeron el sábado panfletos que advertían contra colaborar con el ejército maliense, Francia y la misión de paz de la ONU, dijo.

abr