La justicia argentina detuvo el martes a un empresario sospechoso de lavado de activos vinculado al fallecido ex presidente Néstor Kirchner y a su esposa y sucesora Cristina Fernández.

El empresario de la construcción Lázaro Báez fue detenido tras aterrizar en un avión privado en un aeropuerto cercano a la capital argentina proveniente de la provincia patagónica de Santa Cruz.

NOTICIA: Juez de EU autoriza embargo de 123 empresas argentinas a través de NML

La orden de detención de Báez y de su contador Daniel Pérez Gadín fue dispuesta por el juez Sebastián Casanello en el marco de una investigación por lavado de activos, dijo el Centro de Información Judicial.

A Báez se le atribuye haber ingresado, a través de su hijo Martín Báez, unos 5.1 millones de dólares en la sociedad denominada 'SGI Argentina', señala la orden judicial.

NOTICIA: Presentan pruebas contra empresario argentino en Uruguay

"La sospecha de origen ilícito se deduce también de la importantísima cantidad de dinero, la forma de traslado y disposición -en efectivo-, (... en momentos del) denominado 'cepo cambiario', y el lugar escogido para ocultarlo y disimularlo", agrega.

Báez tuvo una importante actividad en obras públicas durante los gobiernos de Kirchner y de Fernández.

NOTICIA: Parrilli justifica operatoria entre Lázaro Báez y los Kirchner

El juez Casanello tenía previsto indagar el jueves a Báez por una causa por presunto lavado de dinero, en tanto que ese mismo día el juez Sergio Torres lo interrogaría en el marco de una investigación por enriquecimiento ilícito.

abr