Si entre sus propósitos de Año Nuevo se encuentra ejercitarse más y ahorrar, con el uso de la bicicleta podría matar dos pájaros de un tiro.

En la miscelánea fiscal aprobada para el 2017 se aprobó la deducción de impuestos para compra de bicicletas convencionales, bicicletas y motocicletas eléctricas, además de autos cero emisión e híbridos.

Esta medida busca hacer más accesible el transporte ecológico entre la población, ya que se deducirá hasta 25% del precio total en impuestos. En tanto, las personas morales podrán deducir hasta 250,000 pesos por autos eléctricos , detalló la empresa de bicicletas eléctricas ElectroBike.

Eduardo Cymerman, CEO de la compañía, agregó que este impulso fiscal también ayudará a promover un estilo de vida más saludable entre la población, porque una bicicleta eléctrica siempre le permite usar los pedales haciendo ejercicio cuando lo desee.

Además, su uso ayuda a evitar los congestionamientos viales para disfrutar mayor tiempo con la familia o hacer actividades más productivas que estar en el tráfico.

A través de este paquete de incentivos se espera un incremento significativo en la oferta y demanda del transporte eléctrico e híbrido, lo que podría disminuir la emisión de contaminantes y mejorar la movilidad en las grandes urbes , abundó.

El uso de la bicicleta eléctrica como un vehículo urbano también beneficia a los sectores público y privado, añade la empresa, ya que actualmente se trabaja con diversos gobiernos en su implementación como una solución de transporte para personal de Seguridad Pública y Protección Civil; asimismo, ofrece una opción rentable para empresas de reparto y mensajería.

Amplia disponibilidad

Cabe mencionar que tanto los estímulos como las deducciones están disponibles para cualquier contribuyente, excepto para las personas asalariadas o para quienes obtengan únicamente ingresos pasivos.

De esta manera, tanto personas morales, es decir, empresas de cualquier naturaleza como las personas físicas con actividad empresarial o servicios profesionales, podrán gozar de estos beneficios fiscales.

finanzaspersonales@eleconomista.com.mx