En días recientes, la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció las medidas que se tomarán para dar inicio al próximo ciclo escolar que comienza el 24 de agosto, cuyo modelo se centrará en la impartición de contenidos televisivos, sin embargo tanto docentes como padres de familia externan sus dudas sobre el desarrollo de dicho modelo en el nuevo periodo escolar.

A esto hay que sumar que, en el contexto de la pandemia por coronavirus, muchos padres y madres de familia perdieron su fuente de trabajo o bien, tuvieron un recorte en sus ingresos, ello repercute en los gastos que aportan a la educación de sus hijos, lo que trae como consecuencia que migren de escuelas a una con menor colegiatura o a una pública.

Incluso, el presidente Andrés Manuel López Obrador, destacó que se busca la manera de ayudar a las instituciones educativas.

“En el caso de las escuelas particulares vamos también a atenderlo. Primero, a garantizar que por la televisión todos puedan tener garantizada la educación, todos los alumnos; y luego vamos a ir viendo los casos en donde podamos ayudar a escuelas particulares porque, en efecto, va a haber o se está manifestando, se está reflejando, el que haya menos matrícula en las escuelas privadas, es decir, disminución de inscripciones en escuelas particulares (...) Lo tenemos que resolver, y también que no cierren las escuelas particulares, buscar ayuda, apoyos, para que se siga garantizando el derecho a la educación”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa del miércoles pasado.

¿Qué va a pasar con el pago de inscripción y colegiaturas para este tipo de escuelas? Aunque la SEP todavía no da los detalles acerca del plan para las escuelas privadas, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), se ha pronunciado al respecto, para lo cual emitió una serie de recomendaciones que tienen como objetivo ayudar a los padres de familia en el proceso de acuerdo con las instituciones privadas.

En este sentido, la Profeco destacó la importancia de la conciliación de los pagos tanto de inscripción como de las colegiaturas, esto de acuerdo al esquema que cada escuela impartirá, ya que la dependencia, por ley, no puede establecer precios o tarifas en ningún producto o servicio.

“Cabe señalar que la contraprestación económica debe ser proporcional a la calidad y naturaleza de la enseñanza recibida, a la diversidad de los servicios y a las instalaciones y recursos académicos que las escuelas particulares utilizan para el cumplimiento de su objeto”, aseveró la procuraduría.

Además, de acuerdo a la ley, las instituciones que prestan servicios educativos de manera privada están obligados a informar por escrito y previo a la inscripción, todos los cambios en sus servicios.

En caso de que no se llegue a algún tipo de acuerdo, la Profeco informó que los padres de familia podrán realizar el cambio de escuela de sus hijos, por lo que, si realizó algún pago anticipado, la institución estará obligada a devolver el pago de la reinscripción.

De igual forma, si no hubo conciliación con el colegio podrá presentar una queja, individual o colectiva, ante la Profeco, ello con el objetivo de alcanzar acuerdos que convengan a ambas partes.

Regreso a clases; pago de inscripción y colegiaturas en escuelas privadas

Sector se pronuncia

Por su parte, la Confederación Nacional de Escuelas Particulares (CNEP), se pronunció sobre la situación actual que enfrenta el sector, por lo que a través de un posicionamiento, la CNEP saludó la propuesta de la SEP con el fin de colaborar para enfrentar las problemáticas derivadas de la crisis sanitaria y económica.

El posicionamiento de la confederación contiene seis puntos, entre los que destaca el de “mantener el esfuerzo que, desde el inicio de las medidas de confinamiento por la pandemia, han realizado en favor de la consolidación de los aprendizajes de los estudiantes”, así como el fortalecimiento de las medidas pertinentes para el pago de inscripciones y colegiaturas, ello con el fin de que padres de familia eviten la deserción escolar y abandono de los colegios.

“Es oportuno señalar que las escuelas particulares en México, han permanecido en todo momento dispuestas a seguir desempeñando su irrenunciable deber como instituciones educativas, desde una perspectiva humanista, favoreciendo el desarrollo de nuestro país; esperando así construir alianzas entre la educación pública y particular”, informó la CNEP.

jose.ortiz@eleconomista.mx