Los mexicanos pagan directamente de su bolsillo un promedio de 4,388 pesos al año para tratar enfermedades y mantener su salud, reveló la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

En un comunicado, expuso que lo anterior es por la falta de un seguro público o privado, o bien porque no todos los insumos o tratamientos de salud que requieren están incluidos en el sistema o la institución donde son atendidos.

Señaló que en México sólo 52% de la población es atendida por instituciones de seguridad social pública, como el IMSS e ISSSTE, mientras que 48% solventa alguna enfermedad, accidente o complicación de salud mediante un seguro privado o dinero propio.

José Antonio Barreiro, titular del Área de Salud y Gastos Médicos de AMIS, detalló que, de ese 48%, sólo 7.3% tiene un seguro de salud privado, por lo que 92.7% de las personas que no cuentan con seguridad social pública tiene que hacer el gasto directamente de su bolsillo, con dinero que no está contemplado para este tipo de eventualidades.

Expuso también que el gasto en salud (público y privado) en México representa 5.8% del PIB nacional.

“Uno de los retos que tenemos como industria es disminuir ese gasto de bolsillo, porque en la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) el promedio es de 20% del gasto total, mientras que en México alcanza 43 por ciento. Entonces, estamos a más del doble de ese indicador”, aseguró.

Indicó que el gasto de bolsillo en México en materia de salud también está por arriba de países como China, con 33%, Brasil, con 28%, Reino Unido, con 15%, Alemania, con 12%, Estados Unidos, con 11%, y Sudáfrica, en donde apenas es de 8 por ciento.

En el 2018, el sector asegurador emitió 85,300 millones de primas relacionadas con el tema de la salud, de las cuales 77,400 millones de pesos fueron para pólizas de gastos médicos mayores, 5,500 millones de pesos para la parte de accidentes personales y 2,300 millones de pesos para seguros de salud, indicó Barreiro.

Además, comentó que en ese mismo año las compañías de seguros pagaron 55,400 millones de pesos, beneficiando a 11.8 millones de mexicanos, por concepto de pólizas de gastos médicos mayores y de salud.

Datos de la AMIS dictan que los cinco padecimientos que generan mayores costos para las familias son: cáncer y tumores, enfermedades endócrinas, hematológicas, del sistema cardiovascular y accidentes.