En México, la celebración del Día del Niño es una tradición que lleva más de 90 años establecida, y aunque nunca es tarde para consentir a los más pequeños del hogar, ya sea con un obsequio o reconocimiento, también es importante que desde su corta edad comiencen a conocer la importancia de contar con una buena educación financiera, esto con el fin de que conozcan la importancia del ahorro y una buena administración de sus finanzas en el futuro.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, la forma en que los miembros de la familia manejan el dinero y toman decisiones en conjunto también es un factor que repercute en los pequeños, por lo que es importante inculcar la importancia que tiene el dinero en su toma de decisiones.

Al respecto, Juan José Feregrino, director de JI Consultores, aseguró que la cultura del ahorro para los niños tiene que hacerse de manera natural y amigable para que ellos no lo resientan o los aleje de querer ahorrar.

“Es vital, si se fomenta el ahorro desde niño, va a ser algo muy natural cuando crezca, tan vital y esencial como el ejercicio y una sana alimentación”, dijo.

Jugando se aprende

A decir de Feregrino, un primer acercamiento puede ser a través del juego.

“Lo primero que se tiene que hacer es proveerles de herramientas. Los niños generalmente aprenden jugando y tienen que aprender el juego del ahorro, por ejemplo, si enseñas a que aparten una décima parte de su domingo, esto se volverá una costumbre. Un ahorro siempre tiene que estar acompañado de un propósito u objetivo final”, comentó.

En este sentido, la comparadora de servicios financieros Coru.com y la empresa de estudios de mercado Brad.Feebbo realizaron una encuesta, la cual arrojó que 57% de los padres mexicanos da domingo o cierta cantidad de dinero semanal a sus hijos menores de edad, 28% lo hace ocasionalmente, mientras que 15% no da ninguna mesada.

Respecto a la cantidad de dinero semanal que los padres otorgan a sus hijos, 45% les da menos de 100 pesos, mientras que otro 45% les da hasta 200 pesos y sólo 10% entrega más de 200 pesos a sus niños.

Establecer metas

A decir del director general de JI Consultores, cuando los pequeños comienzan a ahorrar, pueden establecerse metas a corto, mediano y largo plazos, y con ello también considerar el valor y el uso que se les da al dinero.

“Ese objetivo final puede traducirse en metas a corto plazo, por ejemplo, para comprar un juguete, o también a largo plazo como ahorrar y en determinado tiempo ocupar ese dinero para alguna necesidad que tenga en el momento. Estas metas el niño debe sentirlas y traducirse como un logro”, expresó Juan José Feregrino.

Con el paso del tiempo, los niños irán descubriendo la importancia que tiene el buen manejo del dinero, e incluso, ese hábito se va formando parte del pequeño, ya que, de acuerdo con Feregrino, los beneficios no sólo se verán en cuanto a los rendimientos que generen al ahorrar, sino también es un tarea de constancia que se les debe reconocer.

“Al ver esto, el niño se emociona y verá que no sólo es gastar por gastar, todo tiene un equilibrio entre ingresos y gastos, a la larga provocará que sea un adulto con finanzas sanas”, agregó.

Ahorro para niños

Si bien el ahorro puede iniciar con la tradicional alcancía, actualmente los pequeños tienen un abanico de opciones para comenzar a ahorrar, y lo mejor es que, en algunos casos, generan rendimientos, convirtiéndose en un factor que los incentiva a continuar.

La misma encuesta de Coru.com y Brad.Feebbo arrojó que 25% de los padres encuestados tiene una cuenta de ahorro en el banco para sus hijos menores de edad, 44% no la tiene pero está interesado en abrirla, mientras que a 31% no le interesa.

Por ello, una buena idea para celebrar este Día del Niño es llevarlos a abrir una cuenta de ahorro o débito.

Actualmente existen entidades bancarias que ofrecen cuentas de ahorro para menores de edad. Dentro de los principales requisitos para abrirlas están acudir a la sucursal con la identificación del menor y de los padres, llenar la solicitud que la institución le otorgará y hacer un depósito mínimo de apertura; de hecho, hay cuentas que se abren con tan sólo 1 peso. Según Coru.com, la mayoría de estas cuentas son libres de comisiones y saldos mínimos, haciendo más fácil el manejo para los pequeños, donde los padres solamente fungen como cotitulares.

Dentro de las opciones que tiene para que los niños puedan ahorrar se encuentran Banco Azteca, con su producto Guardadito Kids; Citibanamex con su Cuenta Básica; Banorte con Suma Menores, o Santander con su Cuenta Junior, o bien, existen cuentas de inversión como Cetesdirecto niños o InverKids, donde además de tener ahorro, los pequeños podrán contar con ese dinero para metas futuras como su educación, comprar algún vehículo, o iniciar algún negocio.

Al igual que en las cuentas de ahorro, en estas plataformas el poder o madre del niño tiene un papel de co-titular, por lo que además de que ellos podrán llevar el manejo de su dinero, obtienen independencia para el futuro.