Ante el periodo vacacional de Semana Santa, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomendó que extreme precauciones al hacer uso de su tarjeta de débito, ya sea en cajeros automáticos o al utilizarla en terminales punto de venta de comercios y restaurantes.

En cajeros automáticos, recomendó que para no gastar más de la cuenta, programe sus necesidades de efectivo y retire la cantidad adecuada; además, verifique que no existan elementos ajenos o extraños instalados en la ranura lectora de la tarjeta, si es así, busque otro.

Por otro lado, evite el uso de cajeros (ATM) en lugares obscuros y poco concurridos, sobre todo por la noche, y prefiera cajeros ubicados en sucursales bancarias de su banco emisor para evitar pagar comisiones.

Guarde sus recibos, ya que con ellos podrá verificar las operaciones que aparezcan en su estado de cuenta y detectar cualquier anomalía a tiempo.

No permita ayuda de extraños para realizar sus operaciones.

En terminales punto de venta (TPV), nunca pierda de vista su tarjeta de débito al realizar cualquier transacción, y no permita que pasen más de dos veces su plástico por la terminal electrónica, a menos de que la primera vez haya sido rechazada o el sistema haya estado fuera de línea (pida siempre el comprobante impreso por cualquier aclaración posterior).

En caso de que haya existido algún error en la transacción, no basta con destruir el pagaré (debido a que su saldo ya estará afectado), requiere de la elaboración de una nota de crédito o de cancelación de cargo a través de la terminal electrónica. Esto es muy importante, de lo contrario, en su estado de cuenta aparecerán ambos cargos.

Reporte cualquier anomalía a su banco de manera inmediata. Lo mismo cuando no la encuentre, pues corre el riesgo de que se haga un mal uso de sus recursos.