En México, el esquema de trabajo freelance o independiente ha tomado más fuerza, de acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en México existen más de 15 millones de personas que trabajan bajo dicho esquema y a pesar de que éste es “popular” entre la población joven, no es exclusivo de este sector, pues 35% de estos trabajadores son mayores de 39 años.

En este sentido, los trabajadores independientes se encuentran expuestos a diferentes riesgos de trabajo y, al no contar con seguridad social, es importante que tengan una cobertura que los ampare ante los diferentes riesgos.

Por ejemplo, existe una póliza que además de proteger al trabajador, también ampara a terceros en caso de algún accidente, se trata del seguro de responsabilidad civil profesional representan una alternativa para los trabajadores independientes, ya que son pólizas que cubren a todo tipo de profesionistas o contratistas contra daños y accidentes que lleguen a provocar en los bienes de sus clientes o terceras personas.

“Los accidentes le pueden ocurrir a cualquier persona independientemente de su profesión y pueden ocasionar problemas financieros, legales e inclusive amenazar sus vidas, por lo que el sector asegurador cada vez voltea a ver más a los profesionistas que necesitan un respaldo ante situaciones imprevistas”, afirmó Santiago Pérez, CEO y cofundador del comparador de seguros Ahorraseguros.mx.

De acuerdo con Alan Ortiz, director de Marketing de la plataforma, una de las principales razones por las que actualmente se debe contar con un seguro para este segmento de personas es por los gastos que se generan en los temas de salud así como los grupos de edad en que está segmentado el nicho de estos trabajadores.

Evaluar ambiente de trabajo, primer requisito

Ortiz comentó que las aseguradoras no cuentan con un producto específico para los freelance, por lo que cada trabajador independiente debe analizar con detenimiento el ambiente en el que se desarrolla para elegir la mejor opción.

“Realmente no hay un seguro establecido por las aseguradoras que sea específico para personas freelance, más bien existen productos como seguros de automóvil, hogar, gastos médicos mayores o menores, un seguro de responsabilidad civil, contra accidentes personales o gadgets, entonces teniendo este abanico de posibilidades una persona freelance puede elegir de acuerdo al ambiente en que desarrolla”, agregó.

El ambiente y necesidades de, por ejemplo, un comerciante y un diseñador gráfico son diferentes, por lo que el directivo ejemplificó cómo elegir la póliza correcta.

“(...) Si eres una persona freelance que quiere asegurarse, por ejemplo, un diseñador gráfico, pero pasa tiempo trabajando en una cafetería y el único riesgo que tiene es de camino a su casa desde la cafetería, tendría que evaluar que se moverá en un vehículo y en el trayecto puede sufrir un robo, en este caso un seguro para auto y para gadgets sería lo ideal”, mencionó.

El director de Marketing de AhorraSeguros.mx expuso otro ejemplo en el caso de una persona que trabaje en el tema de construcción, quien se encuentra expuesto a las alturas y maquinaria pesada, en este caso, dijo, lo conveniente sería optar por un seguro de accidentes personales, en tanto, aquellas personas que realizan actividades bajo el esquema de home office podrían optar por un seguro de hogar para cubrir todas las pertenencias que hay dentro de su vivienda.

Protección a terceros, el “lado B”

Debido a las actividades que realiza una persona trabajadora independiente, se corre el riesgo de exponer a terceros a un siniestro, como consecuencia derivan problemas de gastos médicos como hospitalización, otros legales y en el peor de los escenarios sortear con los gastos de indemnización en caso de fallecimiento.

Para estas situaciones también existe un seguro que las personas freelance pueden contratar: el seguro de Responsabilidad Civil Profesional.

En este sentido, Alan Ortiz dijo que estos seguros sólo amparan a terceras personas, así como pagos de defensa legal en caso de demandas por lo que se debe “separar” de un seguro de gastos médicos mayores.

“Sí hay una diferencia, sobre todo en el tipo de coberturas que se están ofreciendo, en el tema de un seguro de Responsabilidad Civil es sólo para cubrir con lo mínimo necesario que muchas ocasiones pide el gobierno y no cubre los daños a tu persona, sino a terceros”, enfatizó.

Detalló que en un seguro de gastos médicos mayores toda la cobertura está blindada hacia la persona que lo contrató.

“Un seguro de gastos médicos mayores puede llegar a variar, si tú decides viajar y tener la cobertura de médico en otro país, esa cobertura va a hacer la diferencia en toda la póliza”, mencionó.

jose.ortiz@eleconomista.mx