Uno de los objetivos de las entidades que integran el Pacto Centro Occidente por el Turismo es incentivar los viajes en corto por carretera, acatando las medidas sanitarias acordes con el semáforo epidemiológico de cada estado.

Para tal fin, la alianza, creada en el 2020 ante las afectaciones de la pandemia e integrada por las entidades de Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas, se encuentra impulsando la campaña Viaja en Corto.

Una de las opciones de esta campaña es un recorrido por Huimilpan y Amealco en Querétaro; Salvatierra y Valle de Santiago en Guanajuato, y la Zona Metropolitana de Guadalajara en Jalisco. 

Al llegar a Huimilpan se manifiestan lugares de interés como De la Tierra, un restaurante autosustentable con productos frescos y orgánicos provenientes directamente de su huerto, lo cual es característico de los atractivos gastronómicos de esta ruta, las truchas en La Palapa y los quesos de oveja artesanal en Quesos Pradales.

El municipio tiene 12 haciendas, de las cuales siete están activas y abiertas al público para los visitantes, destacando la Hacienda la Solariega, construida a finales del siglo XVII, y Hacienda Lagunillas, edificada en 1904. Ambas cuentan con sus propios viñedos y espacios para eventos como bodas, XV años y graduaciones.

Siguiendo la ruta, se llega al Pueblo Mágico de Amealco, donde resalta el Hotel Misión La Muralla, el cual es el único complejo temático en el país, caracterizado por revivir la época de la Revolución Mexicana.

Además, en el Centro Histórico de este municipio está la Casa de Artesanías Doni, el Museo de la Muñeca Artesanal, que cuenta con una colección de más de 300 muñecas provenientes de diferentes estados, y la tradicional pulquería Don Federico, que tiene 105 años de existencia.

Ya en el estado de Guanajuato, el Pueblo Mágico de Salvatierra se caracteriza por su fuerte gastronómico: el restaurante Santero, que ostenta una cocina con técnicas internacionales y cócteles, y el Café Ritual, ambos caracterizados por utilizar ingredientes orgánicos, sustentables y provenientes de la región.

Los principales atractivos de este destino son el Ecoparque El Sabinal, nombrado así en honra a los árboles milenarios sabinos que alberga, el Santuario de Nuestra Señora de la Luz y la Plaza de Toros La Macarena.

En esta ruta, siguiendo en la entidad guanajuatense, también se encuentran actividades de aventura como senderismo, rapel y escalada en Hoya de Álvarez, un cuenco volcánico ubicado en el municipio de Valle de Santiago, así como un recorrido a caballo por el cráter Rincón de Parangueo.

En entrevista con El Economista, la alcaldesa de Salvatierra, Karla Alejandrina Lanuza Hernández, expuso que a partir del nombramiento de Pueblo Mágico, el municipio desarrolló tres estrategias para impulsar el turismo; la primera es la sensibilización hacia la población sobre la importancia de la designación.

La segunda fue generar facilidades para que llegara la inversión y generar fuentes de empleo (…) La tercera estrategia es lograr que los visitantes ahora sean turistas y puedan lograr la pernocta”, explicó.

Culmina el viaje en Jalisco

Por último, este viaje trazado culmina en Jalisco. Primero se encuentra el Pueblo Mágico de Tlaquepaque, caracterizado por la manufactura y la venta de artesanías de barro, alfarería, hilado, latón, papel mache, madera, piel y vidrio.

El municipio se encuentra en la metrópoli de Guadalajara, y así como la capital, la cocina ofrece birria, carne en su jugo y torta ahogada; algunos de estos platillos están en el Restaurante 1910. En el destino se pueden explorar galerías de arte, como la de Sergio Bustamante, el Centro Cultural El Refugio y el Museo Regional de Cerámica.

En las calles del centro de Tlaquepaque se realiza un proyecto de arte urbano llamado Puertas Mágicas, el cual busca recuperar el espacio público y el contexto arquitectónico, creando una convivencia al aire libre.

El objetivo es intervenir puertas y cortinas de metal, regresando el arte a las puertas a través de una combinación entre la pintura y la animación (al utilizar los filtros de Instagram de Puertas Mágicas se puede apreciar las distintas animaciones de realidad aumentada con las que cuentan las puertas).

El recorrido termina en el Centro Histórico de Guadalajara, donde sobresale el restaurante El Pilón de los Arrieros, de estilo colonial y que ofrece una cocina tradicional tapatía y bebidas de la región, incluyendo la birria. Otro restaurante que cuenta con un platillo típico es Karne Garibaldi, característico por servir carne en su jugo.

En este destino se cuenta con el servicio MiBici, un sistema de bicicletas públicas para transportarse de manera libre y ecológica por la ciudad, el cual se complementa con otros medios de transporte público.

Una opción para terminar este recorrido trazado es el Planetario y Centro Interactivo de Jalisco Lunaria, el cual tiene un domo equipado con tecnologías en sistemas de proyección con capacidad para 27 millones de pixeles en 2D y 3D en una pantalla de aluminio, así como un pabellón con 23 exhibiciones interactivas y distintos talleres y actividades científicas y culturales.

En proceso

El secretario de Turismo de Jalisco, Germán Ernesto Ralis Cumplido, dijo a El Economista que “después del impacto de la pandemia de Covid-19, iniciamos el 2021 con un proceso de recuperación lento, pero hacia adelante, eso tuvo que ver precisamente con las campañas de promoción, la implementación de protocolos, en el mensaje de seguridad que se estaba mandando hacia nuestros mercados regionales. Se implementaron acciones de promoción del turismo carretero, generando un incremento en porcentajes de ocupación hotelera”.

“En el 2019, que fue un buen año, en el caso de Guadalajara terminamos con un porcentaje promedio de ocupación de 60%; después, en el 2020, con el impacto de la pandemia, terminamos con un porcentaje de ocupación de 30 por ciento. En el 2021 vamos avanzando con pasos firmes, calculamos que en la suma del año andaremos sobre 38% de ocupación”, indicó.

estados@eleconomista.mx