La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México consideró que no se debe restringir la comida chatarra, como en Oaxaca; por lo mismo, solicitó a las autoridades capitalinas que no implementen esta medida, ya que se retrasaría el proceso de recuperación económica.

Luego de que en Oaxaca prohibieran la venta a menores de edad de bebidas y alimentos con altas concentraciones de azúcar y considerados como chatarra, el organismo empresarial efectuó un análisis sobre cuál sería el impacto en la capital del país si se replican estas medidas.

Según el estudio publicado ayer 9 de agosto, existían en la urbe alrededor de 121,883 pequeñas empresas dedicadas al comercio minorista de abarrotes, los cuales generaban un total de 900,000 empleos; sin embargo, por la pandemia han tenido una pérdida económica promedio de 25% en sus ventas y 15% de estos negocios se han visto obligados a cerrar.

“La situación que se puede agravar con las medidas prohibicionistas, las cuales no sólo perjudican a dueños y trabajadores de las denominadas tienditas de la esquina, sino a todos aquellos que participan en la cadena productiva de la industria agroalimentaria (...) En la Ciudad de México este tipo de iniciativas pondría en jaque a por lo menos 40% de pequeños negocios en pleno intento de recuperación”, recalca el análisis de Canacope.

Impacto

El presidente local del organismo, Eduardo Daniel Contreras Pérez, precisó que también es importante contemplar el impacto “descontrolado de forzar un cambio abrupto en el sector cuando no se cuentan con mecanismos de apoyo y financiamiento por parte de las autoridades en este momento de decaimiento”.

“De estos negocios, 90% vive prácticamente al día, y sus alternativas de financiamiento son los proveedores y la familia. Bajo esta situación de emergencia generalizada sus alternativas de financiamiento, recuperación y crecimiento están prácticamente canceladas”, expuso.

“Es imperante establecer nuevos mecanismos en la toma de decisiones en los que sean escuchadas todas las voces implicadas”, ahondó.

estados@eleconomista.mx