Guadalajara, Jal. La industria de reuniones en el estado de Jalisco tardará tres años en recuperar las cifras de eventos, visitantes y derrama económica que tenía antes de la pandemia de Covid-19, pues el sector prevé que en el año 2022 se alcancen los números del 2019 y para el 2023 serán rebasados.

En tanto, el plan de inversión que el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) proyectó en el quinquenio 2020-2024 para la ampliación del Aeropuerto Internacional de Guadalajara se retrasará dos años, pero no se cancelará. De hecho, ya inició la construcción de la segunda pista en la terminal aérea.

“Lo están retrasando dos años, pero ya arrancaron con la segunda pista, ya vimos fotografías y el proyecto se ratifica”, dijo a El Economista, el presidente de Expo Guadalajara, Guillermo Cervantes Fernández.

Lo anterior se informó durante la reunión que sostuvieron representantes de las distintas áreas que interactúan en la industria de reuniones en Jalisco, con el objetivo de impulsar y acelerar la recuperación económica del sector.

El Grupo Aeroportuario del Pacífico “había anunciado una inversión muy importante antes de la pandemia para los aeropuertos de Guadalajara y Puerto Vallarta y hoy (ayer) nos lo ratificó, si bien con un calendario diferente derivado de la pandemia, pero está confirmando que todas sus inversiones terminan para el 2026”, puntualizó el presidente del recinto ferial.

Debido a que la conectividad del destino es una prioridad para atraer turismo de negocios, Cervantes Fernández destacó la importancia de que la entidad de Jalisco aproveche las decisiones del gobierno federal en torno a la cancelación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y el impulso al proyecto del aeropuerto Felipe Ángeles.

“Eso a Jalisco le da una súper oportunidad para consolidar el desarrollo, entre otras, de la industria de reuniones”, subrayó el presidente de Expo Guadalajara.

Proyecciones

El dirigente de Expo Guadalajara proyectó que, tras la cancelación de eventos a nivel global por la pandemia de Covid-19, durante el próximo año el recinto ferial más importante de Jalisco tendrá 70% de los eventos, visitantes y derrama económica que tuvo en el 2019.

En el 2022, manifestó, estará cerca y en el 2023 rebasará las cifras prepandemia.

Detalló que durante el año pasado el recinto ferial albergó 597 eventos con casi 2 millones de visitantes y una derrama económica de 21,700 millones de pesos.

“Nosotros estimamos que, al término del 2020, la afectación de la pandemia será 60% de esos números. Por ejemplo, de los 21,700 millones de pesos, difícilmente vamos a llegar a 10,000 millones de pesos”, comentó Cervantes.

estados@eleconomista.mx