Puebla, Pue. La inactividad de 119 días por la pandemia del Covid-19, tiene al borde de la quiebra a más de 40 hoteles del Centro Histórico de Puebla, de entre 50 y 100 años de antigüedad, los cuales generan alrededor de 1,500 empleos.

Así lo dio a conocer el presidente de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles con 305 negocios que emplean a 6,000, Manuel Domínguez Gabián, quien destacó que esos establecimientos de tradición no están resistiendo la crisis económica y que desde hace dos semanas comenzaron a realizar recortes de personal o tienen a la plantilla con medio salario.

Refirió que los hoteles ubicados en el centro de esta ciudad cerraron desde el 30 de marzo, a diferencia de los que están en la periferia de la zona y otras partes colindantes con los municipios de San Andrés Cholula y San Pedro Cholula, los cuales funcionan, pero sólo registran en promedio 4% de ocupación.

“Para la asociación es preocupante que negocios manejados por dos generaciones estén por cerrar, con lo cual se perdería una parte de la historia, debido a que están en inmuebles con un valor arquitectónico pero los dueños están en números rojos y más de tres meses de paros han sido suficientes para tomar una decisión negativa”, apuntó.

Descartan créditos

Domínguez Gabián dijo que en el caso de esos hoteleros no han querido acceder a financiamientos que gestiona el gobierno estatal con Nacional Financiera o recurrir a bancos, porque sólo serían para pagar nómina y servicios durante estos cierres, lo cual no tiene caso, sino se reactivan para generar ingresos.

En este contexto, consideró que las autoridades estatales y municipales de Puebla deben apoyar a esos establecimientos, porque han formado parte de los recorridos turísticos que ofrecen los touroperadores.

Prevé que al menos 10 dejen de funcionar para agosto, mientras no haya la reactivación del sector en el Centro Histórico de la Angelópolis, a lo que deben sumar que el turismo es nulo, tanto nacional y extranjero.

Asimismo, indicó que uno de los hoteles con 100 años de servicio es el Royalty, ubicado en pleno zócalo, del cual se conoció que ha despedido a los 90 empleados por la inactividad y cerrará lo que resta del presente año para determinar si en enero o febrero del 2021 hay las condiciones para reabrir.

Comentó que en esa situación están otros antiguos, cuyos dueños quieren tomar el mismo camino o considerar venderlos a cadenas hoteleras nacionales, las cuales tienen un soporte económico para resistir más tiempos de paros.

También recordó que 15 hoteles socios, de entre 15 y 20 años de servicios, cerraron a principios de junio pasado, con lo que 300 personas fueron despedidas, debido a la crisis económica, la cual tampoco les permitió cubrir deudas con bancos.

[email protected]

kg