Puebla, Pue. Aunque el gobierno estatal autorizó que hoteles y moteles operaran con 15% de habitaciones durante esta pandemia de Covid-19, sólo 150 han aprovechado la situación, pero la ocupación promedio es de apenas 4%, lo que ha puesto a varios de éstos en números rojos y con riesgo de cerrar.

Lo anterior alertó el presidente de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, Manuel Domínguez Gabián, que representa a 305 establecimientos, los cuales ofertan 12,470 habitaciones en esta ciudad y municipios conurbados.

Explicó que en las condiciones actuales es difícil pensar en alcanzar 54% de ocupación que tenían antes del paro de actividades, que inició el 30 de marzo cuando se emitió la declaratoria de emergencia sanitaria por el gobierno federal para que todos los sectores económicos entraran al confinamiento.

Domínguez Gabián indicó que la crisis económica ha llevado a algunos a que no tengan dinero para pagar esta quincena así como el gas, agua y luz, de éste último servicio no ven que la Comisión Federal de Electricidad ofrezca algún descuento en la tarifa.

Cierres

También recordó que 15 hoteles socios cerraron a principios de junio con lo que 300 personas fueron despedidas, debido a la crisis económica, la cual tampoco les permitió cubrir deudas con bancos.

“Esos negocios que cerraron, tienen entre 25 y 40 cuartos cada uno, los cuales habían invertido en la remodelación para dar un mejor servicio a los clientes, donde tenían a personal de algunas empresas del sector automotriz alojados por temporadas largas cuando arrancaban proyectos”, ahondó.

Dijo que la crisis económica está llevando cada vez más al borde de la quiebra a los negocios familiares, que van al día y no tienen el respaldo de una cadena para pagar al personal sin trabajar.

Asimismo, prevé que al sector hotelero de Puebla le llevará entre 18 y 24 meses reactivar el turismo internacional, mientras que el mercado nacional se recuperará hasta finales del año, al cual se enfocarán para atraer con promociones sin reducir costos, ahondó.

Mencionó que los negocios afiliados en operación están acatando las medidas de sanidad pero no está llegando la cantidad permitida de huéspedes y eso hace difícil tener ingresos, al menos para subsistir hasta que se reactive el sector.

El presidente de la asociación indicó que si bien antes decían que no se debe invertir más en nuevos complejos por los próximos tres años en la ciudad de Puebla, debido a que se tiene una saturación de establecimientos, ahora con la pandemia se amplía esa expectativa por lo menos otros dos años.

[email protected]